Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

domingo, 31 de diciembre de 2017

"¡Historia de un querer infinito... y de un sí porque te quiero!"

Una fiesta de Navidad puede ser eso: una fiesta ruidosa sin sentido, llena de bailes, padres que no dejan ver a los hijos de otros, hijos que no entienden el porqué de su actuación...

O una fiesta convertida en musical de la que sacar un montón de valores y en la que, en el centro de todo, está Jesús.

Así fue la fiesta de Navidad del colegio de mi hijo mayor. ¡Una preciosidad! Nuestra primera Navidad en Viaró.

Y hoy la quiero compartir con todos vosotros echando un vistazo a todos los valores que aparecieron sobre el escenario (y seguro que se me escapa alguno)...

Os dejo link por si os apetece verlo o escuchar sus canciones... todas con mensaje y valores, muchos valores de los buenos: "...y de un sí porque te quiero".

A continuación os los detallo, canción por canción. Tratan de la historia de Efatá, un pastor sordomudo que no tenía qué regalar a Jesús. Y al verle María con las manos vacías, y teniendo que atender al resto de pastores con sus obsequios, le ofreció a Jesús para que se lo sostuviera un rato. Efatá pudo tener a todo un Dios en sus manos. ¡Qué suerte la suya!

(*) Aviso que es uno de mis posts más largos... pero pienso que después de todo el montaje que hay detrás compensa leer uno a uno cada análisis. ¿Estás preparad@? Pues... ¡adelante! LUCES, CÁMARA... ACCIÓN



Entrada de Efatá, a todo ritmo (*)

1. "Trending topic" 

Amistad verdadera versus amistad digital
Tener mil amigos "mola mucho", desde luego, pero no lo es todo.
Es lo que ocurre con las redes sociales hoy en día. En parte han ayudado a volver a unir a amistades de hace años, a familias que viven lejos de sus otros parientes; y esa es una parte muy positiva.

La parte negativa es la dependencia de los Me Gusta, y sentir incluso que tienes millones de amigos. O el famoso "postureo", que no hace sino despertar envidias a quien ve las instantáneas y aumentar el ego de quien las publica.


Pero, como me dijo una profesora en el colegio, los "amigos de verdad se pueden contar con los dedos de la mano".

Son los que están para recogerte en los malos momentos, los que te hacen llorar sólo cuando quieren hacerte ver que te estás equivocando, son los que están, incluso, cuando metes la pata o las cosas no te van bien. 

Los demás son unos trepas o "borregos"; como no cesa de repetirle Nicodemo a Efatá.
Nicodemo es un amigo honesto, que no le nubla la realidad a Efatá, aunque duela.


2. "Aquella noche"

(anti) Bullying

Precisamente ayer vi la película "Wonder", que trata el tema del acoso escolar de una forma muy fuerte. Un niño que ha pasado por más de 20 operaciones en su cara y se incorpora por primera vez al colegio, después de que su madre le haya hecho homeschooling. ¡Qué crueles pueden llegar a ser los niños! Os recomiendo mucho ir a verla.

Efatá, al igual que el niño de Wonder, es distinto al resto de niños y sufre mucho pues éstos se burlan de él por ser diferente. Efatá es sordomudo de nacimiento. Él no podía oír las críticas pero notaba que no tenía amigos y lo dejaban de lado. "Es duro sentirse arrinconado por algo que nunca has elegido"- exclama Efatá.
El único que se preocupó por entender su lenguaje fue su amigo Nicodemo.

Pero una noche todo cambia. Se les aparece un ángel a un grupo de pastores, entre los que se encuentran Efatá y su padre Efrén, y con las prisas olvidan llevar un regalo a Jesús.

Es la oportunidad de Efatá: Porque en el portal, viendo María que tenía que atender tantos regalos y que Efatá tenía las manos vacías, decide entregarle a su hijo para que se lo sostuviera un rato. (Éste es el pasado de Efatá, explicado, de forma también formidable, en la fiesta de Navidad de 2016 "Història d'una estima infinita").

A partir de entonces se vuelve "famoso" por haber tenido a Dios en sus manos. Descubrió su don: sostener al niño Dios, aunque fuera por un rato. Una suerte que no todos pudieron tener.

"Sentirse querido" o ser querido de verdad
"Es bonito verse por fin querido"- explica Efatá a Nico. Efatá confunde la verdadera amistad. Cree que por hacer favores a la gente y por recibir halagos (falsos) es querido. Pero no es así. Él busca el amor que no ha tenido de niño y ahora que recibe halagos piensa que lo ha encontrado. Pero en el fondo él no se siente bien. Nota que "su reconocimiento no es sincero".

Acoger siempre a todos
Cuando aparece Efatá de niño, sus compañeros no quieren jugar con él. Cuando padres, profesores o compañeros notemos estas actitudes no debemos tolerarlo. Hay que acoger siempre a todos, jugar con todos.

Aceptarnos (también con nuestros defectos... físicos)
"Es duro sentirse arrinconado por algo que ni siquiera has elegido"- exclama el pastor. Pero todos nacemos con virtudes y defectos. Nuestra "mochila". Sin embargo, cuando son defectos físicos o enfermedades la mochila puede que pese un poco más, pero todo sirve para algo. En el caso de Efatá pudo tener a Jesús. 
La vida está llena de ejemplos de personas que a pesar de sus enfermedades o discapacidades han logrado sacar un bien mucho mayor de ello o destacar de algún modo en otra cosa: María de Villota, es un claro ejemplo cercano de ello.

Todos somos especiales o la autoestima
Efatá siempre se había visto como un "bicho raro", pero a partir de ese instante se da cuenta de que era especial. Que todos somos especiales. Efatá aprende a quererse como es y a aceptarse.
Dejaron de importarle las bromas tontas. "Esas cosas sólo te afectan si tú quieres"- afirma.

La intimidad
Las cosas no se van ventilando por ahí al primero que pasa. Efatá tiene su intimidad y su pasado, y no se lo ha contado a Nico hasta ahora porque como él dice: "prefiero mirar hacia adelante".

Lo pasado, pasado está
Nicodemo está sorprendido del pasado que le cuenta Efatá, pero él le responde que prefiere mirar hacia adelante y que le ha ido muy bien así. La gente "me quiere, me pide favores"...

El pasado no es un lugar donde quedarse "atascado por los errores cometidos". Es un sitio de referencia para saber cómo hemos llegado hasta el estado presente. Pero hay que avanzar.

Además, por si fuera poco, su padre Efrén le ha dejado tierras, casa y rebaños y se vuelve muy rico. Todos quieren ser amigos de Efatá. Pero, ¿son amigos de verdad?


3. "El préstec" (El préstamo)

"Aprovecharse de los amigos"

Ya el verbo "aprovecharse" no habla de amistad verdadera.

Estas 4 cualidades podrían definir al Buen Amigo, al amigo de verdad:
1. Nos motiva a aceptar cosas de nuestra persona
2. Nos corrige con cariño y nos dice cuando no tenemos razón
3. Puedes contar con su ayuda y apoyo, desinteresadamente
4. Te escucha con el corazón: se alegra contigo, se entristece contigo... Empatiza

Aprender a decir NO (no es ser egoísta)
Ser "demasiado bueno" puede no ser bueno si se aprovechan de ti. Se ha de aprender a decir no. Se lo canta su amigo Nicodemo en este diálogo.

    Nicodemo: "Lo sabes. Eres demasiado bueno y todo el mundo se aprovecha de ti".


      Efatá: "Y que. Les puedo prestar y ya me lo devolverán".

    Nicodemo: "No es esto. A mí lo que me sabe mal es que vienen sólo por el dinero. Dicen que son amigos y todo lo que hacen es mirarte suplicando..."


Ser amigo es distinto a sentirse alabado
Entra en escena Darius, que se aprovecha de una amistad desde niños. Le hace la pelota alabándole. (Y a quién no le gusta ser alabado). Le hace promesas a Efatá pero son "falsas promesas".
Mientras canta se le ve el plumero: "es tan rico, tan amigo...". Primero va el dinero y luego la amistad.



Darius entra en escena, con una canción muy pegadiza (*)

Efatá, por su parte, confunde amistad con alabanza. Podríamos decir que "mendiga amor". Después de haber sido objeto de burlas desde pequeño, por fin se siente popular: por haber tenido a Jesús en sus brazos; pero sobretodo por ser rico y poder hacer favores a la gente.

La sinceridad
Efatá se da cuenta, después de la aparición de Darius, que "su reconocimiento no es sincero". Y por eso no se siente bien. Empieza a sentir que le están tomando el pelo. 
Nico, como buen amigo, no le niega la realidad. Pero también le dice que "conmigo puedes contar siempre".

4. "El teu nom" (Tu nombre)

Dinero fácil y deprisa

Entra en escena Leonides. Un personaje perverso y malvado que se aprovecha de la buena fe de Darius y le enseña a robar y a defraudar bajo la promesa de hacerle famoso.



Leonides y su banda engañando a Darius (*)

Malas influencias
Darius peca de ambicioso y Leonides de audaz. Los dos juntos forman equipo y tienen un plan, aunque distinto. Darius le robaría sólo un saco de monedas de oro a Efatá, mientras que Leonides es más perverso y lo quiere todo.
Leonides y Darius, además, deciden ponerse dos nombres en clave para no levantar sospecha en el pueblo: "Dimas" y "Gesmas" (los dos ladrones junto a los que fue crucificado Jesús se llamaban así: Dimas y Gestas).

¿Tal vez la historia continúe por estos derroteros? ¿Darius o el Buen Ladrón, "Dimas", que se arrepiente? Tendremos que esperar a la #ViaroFN18 para saberlo.

¡Qué importante es fiarse y rodearse de buena gente!

La mala ambición
Está muy bien tener proyectos y hacer negocios, pero cuando te mueve el dinero y todo gira en torno a eso caes en el error de querer siempre más y más, de forma insaciable.
Hacer negocios de forma más humana sería ganar dinero (el dinero es necesario para vivir) pero destinar parte de él a obras benéficas, ayudar a gente necesitada. Hay mil cosas que se pueden hacer con dinero a parte del hecho de ganar por ganar. Eso te deja vacío.

La educación en el buen uso del dinero
Darius al principio desconfía de Leonides y su banda. Bien por Darius. No hay que fiarse de buenas a primeras de desconocidos que te prometen cosas como "te haré rico mientras tú duermes". Desde luego no deja de ser atractiva la propuesta. 
Darius sigue sin confiar. Bien por Darius: "¿No hay riesgo? ¿Es tan fácil?"
Pero... al final cede.
Hay que leer bien el "papeleo" antes de firmar cualquier cosa. Sobretodo "la letra pequeña". Valorar los posibles riesgos. Incluso es bueno pedir consejo a algún amigo de confianza, que hay mucho Leonides suelto.


5. "Tens un e-mail" (Tienes un e-mail)

Relativizar las malas acciones
A Darius le corroe la conciencia y habla con el público: "ya sé que lo que hago está muy mal pero..."
Sabe que está actuando mal, pues él en un principio quería hacer negocios y devolver el dinero a Efatá.

Ser legal o dinero en negro
Actuar mal le lleva a relativizar una y otra vez sus actos: "hacemos más dinero así que si fuéramos legales. ¿Si somos más espavilados que los otros, qué culpa tengo yo?"

En esta actuación la canción es una pasada por el simple hecho de ver cómo se intercalan dos cartas: la de Efatá y la contestación de Darius, influenciada por Leonides en todo momento. Darius miente para no dejar al descubierto sus malas acciones.

¿Sinceramente o Atentamente?
Mejor Atentamente... pues todo lo que dicen y hacen es mentira.


6. "Ara que és de nit" (Ahora que es de noche)

Los buenos amigos dan buenos consejos
Nicodemo se ha ido en busca del rabbí de Nazareth y Efatá lo echa en falta para tomar decisiones y dejarse aconsejar por él.

En escena aparece Efatá con su rebaño de ovejas. A una de ellas le encarga llevar de nuevo una carta a Darius pero antes le hace entrega de un colgante con una moneda que fue de su padre, Efrén. Se la daba siempre que se iba de viaje.
Es importante este dato pues ayudará a cerrar la historia y que Éfata descubra a uno de los ladrones.


7. "Tot meu" (Todo mío)

La avaricia rompe el saco
Darius sólo quiere robar un poco a Efatá, pero las intenciones de Leonides son muy distintas, y terminan robándole todo e incluso quemándole, por accidente, su casa. 

A Darius le da tiempo a robar incluso el colgante con la moneda del padre de Efatá, Efrén, que cuelga del cuello de la pobre "Sinti".

Lo dejan absolutamente sin nada.

La soledad de perderlo todo. Todo menos... la fe
Actuación magistral de Efatá. Sólo en escena.



Sólo hay silencio (*)

Se ha quedado absolutamente sin nada: su casa quemada, sus rebaños han huido, le han saqueado todo. Incluso el colgante con la moneda que le entregó su padre Efrén.
Cuando te falta absolutamente todo... ¿qué queda? Aferrarte a tu fe.

Efatá reza a su padre Efrén. Llora desconsolado y se da cuenta que ahora que no tiene nada "puedo distinguir a gente que ayudé". Son "los trepas". Cuando estás en lo alto te alaban. Cuando estás sin nada te abandonan y te dan la espalda.

Efatá se queja de la soledad y la frialdad que a veces existe en el mundo. La falta de humanidad; de tender la mano a ese hermano que sufre, que está solo.

Confianza en Dios
Cuando Efatá se siente tan solo, recuerda esos valores que le enseñó su padre: la confianza en Dios. Él está siempre aunque nos cueste ver.

Levantarse de nuevo
La vida es esto. Alegrías y cruces. Sufrimiento y amor. Desgracias y sonrisas.
Ante los reveses de la vida, tienes dos opciones: acogerte a tu fe y mirar hacia adelante o la venganza del ojo por ojo y actuar mal al igual que han actuado mal contigo. Y ya meterte en un bucle sin salida.


9. "La moneda"
Ésta es la mejor actuación de todas. ¿Será que sale mi hijo?

Fraude

Una palabra tan actual.
En las noticias no cesan de surgir titulares acerca de personas que han defraudado a hacienda, que no han obrado bien.

Ante la crisis de valores que sufrimos en la era actual, nos podemos dejar llevar por frases cómo: "total, todo el mundo lo hace", "no se van a dar cuenta", "una cosa es ser bueno y otra tonto", "en esta vida hay que ser espabilado", etc. El valor de la bondad, la generosidad, la laboriosidad, la lealtad, la confianza... deben primar por encima de toda acción. Que no dejan de ser virtudes, que se adquieren a través de los hábitos, y de repetir esas acciones una y otra vez.

En el mercado de Jerusalén, bajo el templo de Salomón, en plena celebración de la Pascua, se engaña a los turistas para conseguir dinero. No es precisamente una escuela de valores. El único mendigo auténtico es Efatá. El resto son todos mentirosos y engañabobos.

El valor que se le da a las cosas materiales
El valor que Efatá da a una moneda con agujero, porque se la dio su padre, no tiene el mismo valor para el resto de mendigos. Para Efatá detrás de esa moneda hay un sentimiento, un recuerdo; el de su padre. Para los demás sólo es eso: una moneda agujereada.

Dar limosna o dar "de lo que me sobra"
Darius aparece sigiloso por el lado derecho del escenario y deja caer en las manos de Efatá la moneda que colgaba del colgante de su oveja Sinti. Menuda limosna. Da de lo que le sobra.
Efatá, por tanto, descubre que quien se la ha dado es uno de los ladrones que le robaron todo cuanto tenía.
Pero entre la multitud destaca Nico, contento de volver a reencontrarse con su amigo, y Darius huye como un cobarde.


10. "Has de conèixer el rabbí" (Has de conocer al Rabí)

Venganza o el "ojo por ojo, diente por diente" 
Efatá habla con su amigo Nicodemo. Ambos están contentos de reencontrarse después de haber pasado tantos meses sin verse: Efatá ha estado de viaje y Nico ha ido en busca de Jesús. Tienen mucho que contarse.

Nico, como buen amigo, escucha lo sucedido a Efatá y que lleva meses mendigando en el templo. Efatá, loco de ira, le habla de matar a Darius por lo que ha hecho. El "ojo por ojo".
Pero Nico le dice que se serene, que obrar así no es correcto. Y entonces le habla de su encuentro con Jesús; que es el mismo que Efatá tuvo en sus brazos hace 30 años en Belén. Es difícil que Efatá olvide ese momento.

Odio y rencor versus Jesús
Hay que estar vacíos de odio para poder acoger a Jesús.
Nicodemo quiere animar a su amigo a conocerlo. Y entonces Efatá recuerda su primer encuentro con el Niño Jesús: ¡qué bonito recuerdo! María se lo ofreció, porque tenía las manos vacías.
Este hecho guarda un doble sentido: el hecho de estar "vacíos de cosas materiales para acoger al Señor, que nace humilde y pobre en un pesebre".



El encuentro con Jesús y el milagro (*)


11. "Para amar hay muy poco tiempo"

Milagros físicos y sanadores

Jesús hizo milagros: convirtió el agua en vino en una boda (su primer milagro), curó a muchos enfermos, devolvió la vista a ciegos, multiplicó panes y peces para que comiera una gran multitud...
Pero en la mayoría de sus milagros no sólo curaba sino que sanaba: "Vete, tu fe te ha salvado", "Queda limpio"...

Y Efatá lo vive en su propia piel. Jesús le devuelve el habla y la escucha, ¡Qué milagrazo después de más de 30 años sordomudo!, pero hace algo mucho mayor en él: le borra toda ira de su corazón.

Abrazar a los demás como hermanos
Es el mensaje de Jesús: que Efatá abrace a Darius como a un hermano. Y así quedará curado de verdad. Es decir, que lo perdone.

Más allá de la sordomudez, Jesús lo llama a sanar su corazón de la ira y rabia que siente.

Coherencia
Efatá quiere seguir a Jesús, pero siente en su interior que antes debe hacer las paces con Darius, aún teniendo él la culpa. Se trata de la coherencia de vida: no puedes seguir a Jesús si guardas rencor y rabia contra alguien. Como dice un viejo refrán: "No se puede estar en misa repicando y con el mazo dando".

Para amar hay muy poco tiempo
Esta vida es muy corta para estar lleno de rencor. Paz es lo que todos queremos y necesitamos: en nuestros hogares, en nuestras familias. El odio y el rencor es el origen de las guerras, del conflicto entre las personas. Amar exige esfuerzo. 

Saber mirar hacia adelante
"Ya viví el odio y la incomprensión. Ya gocé la fama y después lloré"- canta Efatá. Todo queda atrás.  Anclarse en el pasado no es buena idea y Efatá lo sabe.
Nos sirve de referencia para saber hacia dónde vamos pero no es un lugar de permanencia (de la cuenta de IG de Efatadefren), pues no nos permitiría avanzar; sobretodo si sólo recordamos nuestros errores. Hay que mirar hacia adelante. Y volverse a levantar. Y él se levanta gracias a Jesús, que le tiende la mano.

La vergüenza y las excusas
"El fuego fue un accidente, se nos fue de las manos"- canta Darius. Papelón en esta actuación pues se le ve realmente abatido, triste por lo que ha hecho. Pero está demasiado avergonzado para reconocer su error. No es capaz de dar el salto y volver a empezar. No sólo es difícil pedir perdón. Aún lo es más perdonarse a uno mismo.

Cuando alguien no acepta ser perdonado
El proceso del perdón tiene sus fases y etapas. Es lógico que salga odio y rencor. Son sentimientos normales cuando alguien nos ha herido.
Pero tenemos inteligencia y voluntad. Los hombres no nos movemos sólo por sentimientos. Y entonces llega la comprensión y el perdón.
Es duro cuando quieres hacer las paces con alguien y esa persona se aparta de nuestro lado y no acepta el perdón. Como le dice Nico a Efatá cuando huye Darius de su lado, lo único que podemos hacer es rezar por esa persona.

Tropezar y volverse a levantar
La vida es esto. Somos humanos. Caemos, nos tropezamos. A veces con la misma piedra. Pero lo importante es volver a intentarlo, esforzarse. Y los católicos tenemos la inmensa suerte del sacramento del perdón: la Confesión que pone nuestro marcador a cero.

Me viene a la memoria un hecho histórico: el momento en el que Ali Agca, terrorista que atentó contra Juan Pablo II, recibió la visita en la cárcel del Papa para ofrecerle su perdón.
Como declararía JPII después de este acto, tuvo lástima de Agca porque estaba mucho más preocupado por el hecho de no haberle matado que por recibir su perdón. No cesaba de preguntarse:  "¿Por qué no murió? Yo sé que apunté el arma como debía y sé que la bala era devastadora y mortal. ¿Por qué todos hablan de Fátima?"
(muy oportuna anécdota en este año de centenario).


Para mí la canción más bonita de todo el musical.



"Jo vinc amb les mans tan buides,
amb tantes petites lluites..." (*)

Alegrarse por las alegrías de los amigos (sin envidia)
Nicodemo es un amigo de verdad. Se alegra por las alegrías de su amigo: "Te ha curado Jesús".
Y lo anima: "tu padre se sentiría muy orgulloso de ti".

Agradecer la ayuda
Reconocer con humildad nuestros errores, agradeciendo a los amigos la ayuda prestada de forma desinteresada, como hace Efatá con Nico: "gracias por todo, amigo".

A modo personal me quedo con esta frase: "Haremos muy pocas cosas, que sean grandes, famosas... pero pequeñas y hermosas nos caben mil en un día".

¡Qué mensaje más optimista! Si es que es verdad, el amor está en los detalles, en las cosas pequeñas, en nuestros quehaceres diarios



La versión de Queen adaptada para esta fiesta de Navidad: "nací para amarte, cada día de mi vida". ¡Qué voz más bonita!

Tenéis link a todas las canciones, como colofón de una Navidad preciosa de la mano de Viaró Global School. ¡Gracias por ayudarnos en la gran labor de educar a nuestros hijos en GRANDES VIRTUDES!

(*) Todas las fotos están sacadas de la web www.viaro.es

2 comentarios:

  1. ¡Qué análisis! Completo y afinado, y creo que exhaustivo.
    Nos hace muy felices cada Navidad regalar a las familias un regalo como la Festa. Y ojalá acertemos siempre en nuestra tarea de ayudaros a educar a vuestros hijos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado Quim,
      Agradezco mucho tu comentario, y mucho más sabiendo que coincidimos como padres en 5ºB y que eres uno de los artífices para que todo esto salga adelante.
      ¡Qué sigáis en la misma línea! Con Fiestas de Navidad así desde luego que estáis acertando en esa educación.
      Gracias, de verdad

      Eliminar