Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

martes, 31 de mayo de 2016

Hablar con los hijos de sexualidad

Ahora mismo tengo un hijo de 8 (casi 9) y he tenido que abordar este tema.

Desde que nace un nuevo hermanito estamos hablando - sin palabras- de sexualidad con nuestros hijos. Pues ven una barriga, que va creciendo, y que de pronto esa barriga no está y ven un bebé.

La edad idónea para hablar con los hijos de sexualidad es... cuanto antes mejor; por lo general en torno al año de la Primera Comunión, cuando también se les puede desvelar quiénes son los Reyes Magos (aunque es decisión de cada familia, claro está).

Es el año en el que se les empieza a tratar de mayores, y por tanto se les puede contar "cosas" de mayores. Y la sexualidad es una de esas "cosas".


Fuente: edu.com

Una idea clave es informarse cuándo se les explica el tema de la reproducción humana en el colegio. Por lo general, es en torno a 3º de primaria. Lo suyo sería adelantarse a que se dé este tema, contando que luego es inevitable que lo comenten con otros compañeros. 
Por ello, más vale adelantarse a que se enteren por otros medios: tv, compañeros, colegio, etc.

Otra idea clave es que los chicos hablen con papá y las chicas con mamá. Para ello es un buen plan hacer un "plan de chicos" o "plan de chicas", invitarlo a tomar un aperitivo o a dar un paseo... y charlar.
Por una razón muy sencilla. Papá podrá explicar mejor las cosas de los chicos y, en cambio, mamá conocerá mejor el mundo de las chicas.

No sorprenderse, nunca, por sus dudas y preguntas. Al contrario. Que note que hay un clima de confianza, en el que puede contar con nosotros para lo que quiera, donde moverse como pez en el agua. De esta forma, si tiene luego consultas acerca del tema le saldrá natural hablar con nosotros y no con terceros. O lo que es peor, buscar esa información por internet.

El acto sexual se puede citar como un "abrazo especial que se dan papá y mamá". Por esa razón se duerme juntos y no ellos con nosotros.

Si no se ha hecho antes, es importante empezar a educar en la intimidad y en el pudor. A cierta edad, dar la oportunidad de que se duchen solos sin la compañía de otros hermanos o que se vistan a puerta cerrada.

Y por último, llamar sin vergüenzas a cada parte del cuerpo por su nombre. Al pan, pan y al vino, vino.

Recomiendo la lectura del libro "Hablemos de sexo con nuestros hijos" de Nieves Gonzalez Rico.

¡Espero te sirva!

miércoles, 25 de mayo de 2016

Mi vecina "se-mete-en-todo"

Salgo con los tres de casa como puedo (eso de que no haya rampa para el carrito es toda una odisea en pleno siglo XXI).

Nos plantamos en la calle bien juntos, unos de otros, que esto de que pasen coches no lo llevo nada bien.

Y de pronto una vecina me hace señas como para saludarme. Viene con sus tres perros ¡tres! (y no, no tengo nada en contra de los perros).

José Mota en su papel de vieja'l visillo

Cuando llego a su altura me interpela con un "Tú no te aburres"; con más rintintín que otra cosa.

Yo - ¿aburrirme?. Pues la verdad es que no me aburro. Es más, no tengo tiempo para aburrirme: tres niños son tres niños. Por algo somos ya considerados como familia numerosa.

Ella - Hija, pero ¿es que no tienes tele?

Yo - Sí tengo pero para ver lo que hay que ver... ¿Quién dice que el telediario tenga que ser de malas noticias? Porque alguna buena noticia habrá, digo yo.

Ella - Bueno, bueno. Ya pararás... que los niños generan muchos gastos y hay que dejar espacio en este mundo, que ya somos muchos.

Aquí mis ojos se abrieron como platos. Nos despedimos de ella mientras conseguía salir de mi estado de shock.

Para empezar, usted tiene 3 perros, ¡TRES!. Ocupan, kilo arriba kilo abajo, el mismo espacio que mis hijos. Y los niños al menos, cuando sean mayores, pagarán SUS pensiones.

Si vuelvo a encontrármela le comentaré esta noticia impactante de que en España faltan 719 niños diarios para el reemplazo generacional.

Se está convirtiendo en un país de viejos. Hay que cambiar esta manera de pensar. Faltan niños y muchos.

Vecina: Con un simple ¡enhorabuena! o ¡gracias! bastaba.

lunes, 16 de mayo de 2016

Reto familiar: ¡Conseguido!

Este puente hemos estado en Ávila con los peques.

Sería bonito continuar escribiendo diciendo lo maravilloso que ha sido todo. Pero no.
Ha sido un viaje en el que ha habido de todo, como es lógico: momentos preciosos e inolvidables, y también ratos de tormenta y peleíllas.

Y es que como dice el Papa Francisco "no existe la familia perfecta". Y esto se nos tiene que grabar a fuego. Porque vivimos en un mundo en el que aparentemente todo tiene que ser perfecto, sin fallos ni equivocaciones.

Y el ser humano es imperfecto por naturaleza. Y no pasa nada. Somos así. 
Y esto lo tienen que aprender los niños desde bien pequeños. Se tienen que equivocar y aprender a equivocarse. Y ser positivos y volverlo a intentar. Y si se mete la pata se vuelve a sacar. La vida es una contínua lucha. 

¿Se pelean? Pues se hacen las paces y se pide perdón. Y vuelta a empezar.

En esto ha consistido nuestro viaje: nuestro reto familiar (aquí explico cómo prepararlo, que no quiero repetirme).

Después de muchas semanas, lo hemos conseguido. Y no sabéis lo gratificante que es saber que lo hemos conseguido juntos; toda la familia.



Nos ha costado sudor y lágrimas rellenar todas las casillas de color. Porque, como decía, los retos suponen esfuerzo, especialmente cuando se trata de cosas que cuestan .

Pero día tras día hemos ido coloreando y también mejorando en nuestra lucha particular y general. Y los niños ven así que el esfuerzo merece la pena, que lo que vale cuesta.

¿Y el premio?
Pasear por esta maravillosa ciudad, subir a la increíble muralla del dibujo (¡los niños alucinados!), dormir por primera vez en un hotel, disfrutar del fantástico desayuno, visitar Sonsoles...

¿Y ahora...? ¿Qué? 

Pues ¡a por el próximo reto familiar! (*)

(*) No tiene porqué ser un viaje. Puede ser la preparación de cualquier plan especial.

jueves, 12 de mayo de 2016

3ª ITV Matrimonial

Hace unos meses impartí con mi marido una sesión sobre Comunicación Matrimonial en el Cursillo Prematrimonial que organiza nuestra parroquia (web), y he caído en la cuenta que tenía los posts de preparación al Matrimonio un poco olvidados.

Al prepararnos la sesión con mi marido, llegamos a la firme conclusión que el común denominador de las discusiones de pareja tienen su origen en la falta de comunicación de los dos. Esto es la incomunicación.

Grandes problemas se solucionan hablándolo y compartiéndolo con el otro, y pequeños problemas no comunicados y compartidos pueden generar problemas mayores.

El noviazgo es el tiempo idóneo para hablar y sacar a la luz todos los temas posibles. A groso modo, se debe hablar de:
- la familia que se quiere formar
- los proyectos que se quieren alcanzar
- economía
- creencias

Sí, hay que hablar mucho y de todo. Y también escuchar, para conocer al otro.

Los novios tienen que ser los mejores amigos. Y en el matrimonio, marido y mujer tienen que ser los mejores amigos.

Una vez casados, la vorágine del día a día no deja apenas tiempo para hablar. Y en la mayoría de los casos, cuando se dispone de algún rato se convierte en una retahíla de cosas pendientes que hay que realizar.

La solución es parar. Echar el freno.

Y eso es lo que haremos el próximo 11 de junio, día de la 3ª ITV Matrimonial.



¿En qué consiste?
Una jornada de 10 a 17h. repleta de ponencias de expertos que nos ayudarán a pensar y a darle un vuelco a nuestra relación como matrimonio.

¿Habrá tiempo para hablar?
Sí, después de las sesiones de la mañana dispondremos de 1h. 30´en la que poder comentar todo lo que queramos.
Además se nos entrega una guía por si andamos algo espesos, para poder tocar todos los temas habidos y por haber.

¿Qué hacemos con los niños?
Habrá guardería así que de eso no habrá que preocuparse.

¿Cuánto cuesta?
La ITV es gratuíta pero se pide la voluntad. Por si no lo sabías la Parroquia del Beato Manuel González está sita en un pequeño barracón (post) y aspira a ser una gran parroquia de referencia en la zona norte de Madrid. Así que toda ayuda será bienvenida.

¡Hasta pronto!

lunes, 9 de mayo de 2016

1ª Comunión: ¡Da el pego con una merienda-cena en casa!

Sin querer, hemos convertido la celebración de los sacramentos en grandes eventos sociales en los que prima más gastar por gastar que entender realmente el significado del sacramento.

Por eso, aunque no soy una eventplanner, ni mucho menos, quiero dejar constancia de cómo organizamos la Primera Comunión de mi hijo mayor. 
Pues, a pesar de la lluvia, todo salió muy bien. 
¡Hay que estar por encima de las previsiones meteorológicas!

Sí, como muchas familias, nuestra idea inicial era celebrarla en el pequeño jardín que tenemos en casa. Pero después de corroborar que el "día D" iba a estar "pasado por agua", decidimos que prepararíamos la mesa dentro.

¿La decoración? Con motivo marinero: banderitas, globos, letreros, servilletas y menaje. Todo con conchas, anclas, salvavidas... ¡Gracias, Blanca!




Comida
  • Tortillas (de patata y de calabacín)
  • Hamburguesitas (con cebolla confitada y queso)
  • Rollitos de salmón (con bimbo alargado, rúcula y alcaparras)
  • Croissants vegetales (de lechuga, tomate, atún, espárragos...)
  • Bocadillos varios (de salchichón, j. serrano, j. york y queso)
  • Brioches (j. york y mantequilla para los niños)
Aperitivo
  • Patatas
  • Aceitunas
  • Ganchitos
  • Hojaldritos
Chocolatada (para los niños)
  • Melindros
  • Chocolate deshecho
Mantelería: de papel

Bandejas y blondas para poner los bocadillos

Bebidas: cocacolas, fantas, cava, cervezas + Hielo

Pastel
  • Tarta San Marcos (Mercadona)
  • Muñequito pastel

Potes de Chuches




Recordatorios
  • De la diseñadora de moda y dibujante Reyes Milla: reyesmillaarmengou@gmail.com


Flores para decorar la casa:
  • un ramo de liliums blancos de parte de los papás y hermanos


En resumen, fue un día muy emotivo para todos. Y aprovecho a dar las gracias a todos los familiares que se trasladaron hasta Madrid para poder estar al lado de Pepe en un día tan significativo para él. ¡Muchas gracias!

jueves, 5 de mayo de 2016

Moda y Boda

Mes de mayo. Buen tiempo.

Los fines de semana se llenan de celebraciones: Bodas, Primeras Comuniones, Fiestas... Y todos empezamos a desempolvar nuestras mejores galas para acudir a tales eventos, o bien nos compramos algo. Es hora de estrenar o reutilizar, dándole otro aire eso sí; pues toda la familia debe ir bien guapa.

¿Pero para qué nos vestimos guapos? ¿Para que vean que desde enero hemos seguido a rajatabla la operación bikini y estamos estupendos, o bien porque por respeto a los novios nos vestimos elegantes?

Sí, la elegancia tiene que ver con el respeto. Primero a nosotros mismos y luego a los demás.

¿Qué es ser elegante? Tener distinción o gracia, lo que resulta de buen gusto o destaca por su sencillez y armonía.

Desde luego, el día que vi en una revista que se calificaba de "elegantes" a las asistentes a unos premios cinematográficos me quedé atónita.

La moda va de vestir, no desvestir. Y un trozo de tela insinuante no es ir elegante sino provocativa y de mal gusto. Y quien redactó la noticia confundió el término, pues es justo todo lo contrario.

Sinónimo de elegancia fueron Grace Kelly o Audrey Hepburn, por ejemplo. Sencillas pero elegantes. 



Ya lo decía Carolina Herrera: "la educación es el principal vestido para la fiesta de la vida".

Y también es discreción. No se trata de ver quién lleva el tocado más grande, o el vestido más impresionante. ¿De qué sirve eso sino es más que para llamar la atención y ser el centro? ¡De nada, más que para aumentar nuestro ego!

Antes de terminar os dejo una anécdota divertida:

En una boda, dentro de la iglesia, me senté justo detrás de una chica que llevaba un tocado de plumas. La chica no se daba cuenta que, cada vez que se giraba, una de las plumas se metía en la oreja del chico de al lado.
Total, distraída yo del ataque de risa que me entró y distraído el chico que no sabía si se trataba de una mosca o qué.

Pues eso mismo. En las celebraciones a ser elegantes y discretos.