Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

lunes, 18 de enero de 2016

¿Cuesta de enero?

Creo que ha llegado el momento de cambiar ya la mítica denominación del primer mes del año, "cuesta", por un "verdadero paredón vertical" (y no de pladur, precisamente).

Si habéis visto esa película vertiginosa de Chris O´Donell, "Límite Vertical", sabréis a qué me estoy refiriendo.

Mi hija Patricia, de 4 años, lo simplificó en una brillante frase justo el día antes de volver al colegio:

- "mamá, me duele la barriga de tanta Navidad" (no, no se trataba de un empacho de turrón Suchard, sino de esa misteriosa enfermedad previa a asistir a clase, conocida por "cuentitis aguditis").

A todos, también a los niños, nos cuesta la "reentré"

Pasada la euforia inicial del 1 de enero, donde todos (o casi todos) hemos plasmado por escrito nuestros objetivos para este nuevo año, el mes empieza a ser costoso y lo que parecía una cuesta empieza a inclinarse unos cuantos grados de más.

La solución pasa por volver cuanto antes a la normalidad. Porque, al igual que mi hija, a mi también se me empezaba a resentir el estómago.

Parece una idea obvia, pero es primordial tener un horario. A los mayores, con tenerlo en la cabeza e ir funcionando nos basta. Pero a los pequeños no. Ellos necesitan un horario por escrito. Y para los que no saben leer, imágenes.



 



(*) El apartado DIBUS puede sustituirse por cualquier otra actividad. Cada familia tiene su realidad. En mi caso, sin ayuda, necesito preparar la cena y me viene bien.


En este caso lo hice en ppt, tamaño de fuente 60, para que sea bien legible. Se puede recortar y plastificar, y se engancha en un lugar visible de la casa (en su cuarto, por ejemplo).


(Ejemplo de cómo nos ha quedado. La foto no es muy buena pero os podéis hacer una idea)

¿Ventajas?
  • Orden y estabilidad para toda la familia
  • Les cuesta menos obedecer (toca esto, no otra cosa. Escrito está)
  • La rutina se les hace divertida
  • Saben lo que esperas de ellos
  • Se convierte la rutina en hábitos saludables
¡Espero te sirva!

Aprovecho este post para dar las gracias a Paula, que desde Chicago ha colaborado con su creatividad en la realización de este post, y felicitarla por el nacimiento de su hija Lucía. ¡Gracias guapa!

2 comentarios:

  1. Como Profe... Que importante son las rutinas en casa! Gracias porque con tus post aprendemos o intentamos poner en práctica cosas que ya teniamos olvidadas. Bvf

    ResponderEliminar