Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

sábado, 23 de enero de 2016

¡1 año conquistando el mundo!

Sí, hoy 23 de enero estamos de celebración.

Este blog cumple 1 año.

Primero de todo, daros las GRACIAS a todos los que me leéis o me habéis leído alguna vez. Nunca pensé que mis posts se leerían ¡en los 5 continentes!. Y, para mí, que soy una forofa del mundo entero, de la geografía y los viajes, estoy en las nubes.

Desde aquí, GRACIAS de corazón a mi hermana Blanca por ayudarme con el diseño de la página y con ese logo tan bonito. ¡Eres una crack!

Y, también, a dos personas que han sido un puntal en la creación del blog; animándome a plasmar por escrito todas mis ideas. Ellas son JCH y JSS. (Guardo el anonimato; aunque ellas ya saben quienes son). ¡GRACIAS!

Por cierto, ¿aun no recibes mis posts al instante? ¡A qué esperas para suscribirte!

Sólo son dos pasos:

1) Deberás escribir tu mail en la casilla destinada para este fin (margen arriba-derecha del blog; en versión web).

2) Te llegará un mail a tu correo en el que deberás clicar en el enlace para activar la recepción de futuras entradas.

And that's all!

Y, por último, aviso a navegantes: muy pronto habrá sorteo... ¡Así que a estar alerta!






miércoles, 20 de enero de 2016

¡Grande, Raúl!

Cómo me gusta encontrar esas entrevistas a personas "normales", a pesar del éxito, que siempre son inspiradoras.

Es el caso de Raúl, ex jugador del Real Madrid, y su familia. Son fuera de lo común, y no precisamente por ser famosos.

La imagen de este grande del fútbol siempre me ha gustado: una familia super numerosa: ¡5 hijos! (es muy raro encontrar a alguien famoso con tantos hijos).
Ella, Mamen, guapa y discreta. Él centrado, educado y buena persona. Ambos preocupados por el proyecto más importante que tienen entre manos: ¿el fútbol? ¡No! ¡Su familia!

Homenaje en el Santiago Bernabéu
Fuente: lavozlibre.com

Fuente: bekia.es

¿Qué me ha gustado?

Educación de los niños
- Sin caprichos
- No tienen móviles ni tablets. Prefieren que los niños jueguen entre ellos
- Han apostado por un colegio católico en Nueva York
- Se mueven en transporte público, sin coches de lujo

Ocio familiar
- Los fines de semana los dedican a ir a Central Park, a correr o ir en bici. 

Mudanza
- El hogar va con uno, la casa se queda (en este post hablé sobre ello).
"Donde estemos todos juntos, ése será nuestro hogar"- decían a los niños, ante tanto trajín de cambio de trabajo, país, etc.
- La casa de Alemania la amueblaron de IKEA, "para no tener apego a las cosas"- afirma Mamen.

Cuidar el Matrimonio y la Familia
- Su gesto típico al marcar un gol era besar el anillo de casado, dedicándoselo a su mujer

Fuente: taringa.net

- Por el bien de los niños, y la presión, vieron que lo mejor era irse unos años fuera de España

Aquí tienes toda la entrevista.

Foto de 2017, en su cumpleaños

lunes, 18 de enero de 2016

¿Cuesta de enero?

Creo que ha llegado el momento de cambiar ya la mítica denominación del primer mes del año, "cuesta", por un "verdadero paredón vertical" (y no de pladur, precisamente).

Si habéis visto esa película vertiginosa de Chris O´Donell, "Límite Vertical", sabréis a qué me estoy refiriendo.

Mi hija Patricia, de 4 años, lo simplificó en una brillante frase justo el día antes de volver al colegio:

- "mamá, me duele la barriga de tanta Navidad" (no, no se trataba de un empacho de turrón Suchard, sino de esa misteriosa enfermedad previa a asistir a clase, conocida por "cuentitis aguditis").

A todos, también a los niños, nos cuesta la "reentré"

Pasada la euforia inicial del 1 de enero, donde todos (o casi todos) hemos plasmado por escrito nuestros objetivos para este nuevo año, el mes empieza a ser costoso y lo que parecía una cuesta empieza a inclinarse unos cuantos grados de más.

La solución pasa por volver cuanto antes a la normalidad. Porque, al igual que mi hija, a mi también se me empezaba a resentir el estómago.

Parece una idea obvia, pero es primordial tener un horario. A los mayores, con tenerlo en la cabeza e ir funcionando nos basta. Pero a los pequeños no. Ellos necesitan un horario por escrito. Y para los que no saben leer, imágenes.



 



(*) El apartado DIBUS puede sustituirse por cualquier otra actividad. Cada familia tiene su realidad. En mi caso, sin ayuda, necesito preparar la cena y me viene bien.


En este caso lo hice en ppt, tamaño de fuente 60, para que sea bien legible. Se puede recortar y plastificar, y se engancha en un lugar visible de la casa (en su cuarto, por ejemplo).


(Ejemplo de cómo nos ha quedado. La foto no es muy buena pero os podéis hacer una idea)

¿Ventajas?
  • Orden y estabilidad para toda la familia
  • Les cuesta menos obedecer (toca esto, no otra cosa. Escrito está)
  • La rutina se les hace divertida
  • Saben lo que esperas de ellos
  • Se convierte la rutina en hábitos saludables
¡Espero te sirva!

Aprovecho este post para dar las gracias a Paula, que desde Chicago ha colaborado con su creatividad en la realización de este post, y felicitarla por el nacimiento de su hija Lucía. ¡Gracias guapa!

domingo, 10 de enero de 2016

¡Qué chollo tenemos los católicos!

6 de enero, día de Reyes, nos pusimos en ruta para volver a casa.

Eso sí, con nuestra ya tradicional parada en Zaragoza, en el Pilar (post sobre el Pilar). Allí comemos, nos aireamos y ya de paso dejamos a la Virgen nuestro "saco de intenciones".

Pero esta vez, sin haberlo planeado, ha sido una parada distinta.
Desconocíamos que la Basílica del Pilar ha sido designada como templo jubilar por el arzobispo de Zaragoza; en consonancia con el Papa Francisco que ha especificado un "Año Santo Extraordinario de la Misericordia". (Aquí tienes la bula (o carta) que el Papa Francisco escribió para tal ocasión).

Y esto de un año santo o jubilar, ¿qué significa?

Tradicionalmente es un año de perdón y reconciliación: Pedir perdón a Dios (confesión) y perdonar y pedir perdón a los demás.

¡Qué gran regalo para las familias! 

Fuente: archisevilla.org

El perdón debe formar parte de la vida de familia, el cual puede darse de estas formas:

- El perdón en el matrimonio: Todos los matrimonios del mundo pasan por situaciones conflictivas que ponen a prueba su amor. Y por tanto, qué importante es pedir perdón, muchas veces aunque no tenga razón el otro.
Hay una regla de oro: no acostarse enfadados.

- El perdón de los padres a los hijos: ¡no pasa nada por equivocarse y pedir perdón! Con ello no estamos rebajándonos o perdiendo autoridad, ni mucho menos. Al revés, nos verán con otros ojos. Aprenderán que se puede meter la pata y que equivocarse es humano. Y más importante aún: que nos vean pasar por el confesionario y que salimos felices.

- El perdón de los hijos a los padres: desde bien pequeños es importante enseñarles a pedir perdón y de paso sellar el gesto con un beso. ¡qué monos son cuando los vemos a los pobres meter la pata y se dan cuenta que no han obrado bien!

- Perdonarse a uno mismo: Casi tan importante como perdonar a los demás. El pasado, pasado está. Dios perdona y olvida. ¡Hagamos lo mismo!: Pedir perdón y olvidar. Si no, no avanzamos.

- El perdón entre otros miembros de la familia: la familia extensa está integrada por suegros, cuñados, tíos, primos, sobrinos, abuelos, y un largo etcétera. En muchas ocasiones hay que convivir y no es fácil. Ahí es importante también el perdón: por un comentario desafortunado, una forma de hacer que incomoda al resto y tantas cosas. 

Y volviendo al tema del año santo, por si fuera poco, se puede ganar Indulgencia Plenaria. (Aquí tienes la explicación de qué es una Indulgencia Plenaria y los requisitos para poder recibirla).

Aunque el año jubilar es de gran envergadura para la Iglesia Católica por las gracias que se conceden, no debemos olvidar el "pack de ayudas" de siempre:

- ¿nos equivocamos? no pasa nada. ¡Dios lo perdona todo!. En el Sacramento de la Confesión (o del perdón) se sale nuevo para volver a empezar.

- ¿estamos agobiados o cansados? el mismo Dios nos dice que acudamos a él, a contarle todo cuanto nos preocupa. Y si pedimos con fe, y es para nuestro bien, él siempre nos lo concede. Y no sólo eso, podemos recibirle en la Eucaristía.

- ¡somos hijos de un Rey, del Rey de Reyes! ¡Hijos de Dios! Debemos ir con la cabeza bien alta y sentirnos orgullosos. Y por si fuera poco, tenemos una Madre, que nos cuida y nos protege.

¡Qué suerte tenemos! 

¡Realmente es un verdadero chollo!

miércoles, 6 de enero de 2016

¡Desde Chicago, un regalo especial!

Probablemente los niños ya estén acostados.

Habrá sido difícil conciliar el sueño esta noche: la noche más mágica del año.



Se respira ilusión en el ambiente entre ruido de bolsas y paquetes que los pajes tratan de colocar con cuidado al lado de cada zapato.

Puedo imaginarme la cara de sorpresa de los más pequeños cuando entren en el salón. Dejarán a un lado los bostezos por haber apenas dormido, al comprobar que los Reyes han estado "realmente" en su casa:

- "¡¡Yo los he oído!!"

- "¡mira mamá, se han terminado el champán que les pusimos!"

- "¡papá, los camellos han dejado su rastro!. Mira toda esta paja por el suelo"

- "uno de los Reyes ha probado el turrón que preparé anoche"

Pero no debemos olvidarnos del sentido que hay detrás del hecho de "regalar". Un regalo es un don, un obsequio, una manifestación material de algo intangible, como es el amor.



Está muy bien regalar por estas fechas. Pero aun está mejor regalar amor. Y como cada familia es diferente, qué mejor que personalizarlo.

Desde Chicago, me llega esta idea de mi prima (a punto de tener su tercer hijo pero sin dejar de lado su creatividad).

Se trata de una caja divertida ("Aventura Familiar"; la llama) que contiene algo muy especial: unos tarjetones plastificados en los que aparecen diversas imágenes: una pizza, un cuento, un aparato de música, una peli con palomitas, un parque...

Se trata de pensar esos planes, actividades o cosas que producen felicidad como familia, para abrir con emoción la caja y sacar un tarjetón cuando los niños se han portado bien, porque es fin de semana, porque es el cumple de alguien... ¡cualquier excusa es buena cuando se trata de ser feliz en familia!

Como veis se trata una vez más de demostrar que no es necesario llenar al niño de juguetes. Sino de darle amor; que se descubre precisamente en esos pequeños detalles que habréis pensado entre todos.

Os paso unas fotos que me ha enviado para que os hagáis una idea.


Fuente: By PBF

Fuente : By PBF


¡¡¡FELICES REYES!!!

domingo, 3 de enero de 2016

10 propósitos para 2016 que sí se cumplen

Antes de que empieces a leer te advierto que este post tiene trampa.

Ha empezado el año.

Y con el llega, como por arte de magia, un subidón; como una inyección de adrenalina capaz de saltar cualquier muro que se nos ponga por delante.

Los 365 días en blanco nos llevan a estrenar propósitos, a desenpolvarlos de donde estuvieran para volver a sacarles brillo y ponerlos en práctica.

Pero existe un ligero problema.

Muchos, no digo todos, tendemos a ponernos metas poco realistas. Tanto es así que, si no son materializables, enseguida nos cansamos y "tiramos la toalla".

Porque los propósitos exigen lucha y esfuerzo, y una buena dosis de fuerza de voluntad. Pero más importante aún, necesitan ser de una precisión y concreción clara para que puedan llevarse a cabo.

En la comida del día 1 de enero, mi hermana artista (Blanca) nos dejó a cada uno sobre el plato un boli y un papel que decía: "Things To Do - Year 2016".

Fuente: by BVF

Cada uno debía poner sus retos y metas a conseguir.
En algunos se podía leer desde dejar de fumar hasta perder unos kilos, pasando por hacer deporte.

Todas metas muy nobles y de gran exigencia, pero que si no se concretan un poco más todo quedará muy bellamente escrito pero sin ejecutar. Y sería una pena.

Debemos aprovecharnos de esa "especie de energía vital" que nos invade por el nuevo año. Y para ponertelo fácil, he pensado 10 propósitos concretos (bastante típicos) que pueden incidir de manera positiva en tu familia o matrimonio.

1. Dejar de fumar
- Día tal fumaré mi último cigarrillo (repetir mentalmente hasta que llegue el día). Y alimentar el cerebro de pensamientos positivos: a partir de tal día respiraré mejor, no gastaré tanto, etc.

2. Perder unos kilos
- El domingo por la noche haré el menú semanal. El lunes haré la compra, que incluirá sobretodo fruta y verdura.

3. Jugar más con mis hijos el fin de semana
- El sábado me sentaré con ellos en el suelo después de desayunar y jugaremos a tal juego que han traído los Reyes Magos.

Fuente: mrwonderful.es

4. Mirar menos el teléfono
- Lo pondré dentro de una caja en silencio al llegar a casa. Para las cosas importantes que me llamen al fijo

5. Cuidar la comunicación con mi cónyuge
Reservar un día y hora fijos a la semana (pactado por los dos) para charlar tranquilamente con una copa y algo de picar que nos guste a los dos.

6. Hablar con los hijos
Reservar un momento del día para cada uno (al mayor mientras lo recoges por la tarde, al mediano mientras lo bañas, al pequeño mientras le pones el pijama...) y preguntarles cómo ha sido el día: lo mejor y lo peor. (Va muy bien para que vayan poniendo nombre a sus emociones).

7. Hacer deporte
Estos días de la semana a tal hora saldré a correr, o 30' de máquina, o asistiré a esta clase del gym

8. Cuidar al menos una comida al día todos juntos
Concretar cuándo se va a producir ese encuentro familiar (desayuno, comida, merienda o cena), y cuidarlo con cariño y detalles (mantel, un plato especial, etc)

9. Hacer voluntariado
El sábado por la mañana visitaré tal residencia de gente mayor y estaré tanto rato.

10. Tener detalles con mi marido/ mujer
Concretar qué detalle: cuando llega por la puerta recibirle con un beso, prepararle el café como le gusta,...

A estas alturas imagino que ya te habrás dado cuenta que da lo mismo el tipo de reto que te propongas. Ni tan siquiera el número. Lo que importa es pasar de lo escrito a la acción. Que tenga una ubicación en el calendario con fecha y hora.

Los propósitos no dejan de ser pequeños detalles de amor: "actos de amor verdadero" (hasta dejar de fumar es un acto de amor; pues lo dejas por tu salud; ya que para poder cuidar de los demás hay que cuidarse uno mismo).

¡La vida es lucha y con propósitos es más divertida!

¡ADELANTE 2016!