Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

jueves, 31 de diciembre de 2015

¡5 minutos antes de la cuenta atrás...!

Dicen que hay dos fechas importantes en el calendario del año:
el 31 de diciembre y el 1 de enero.

La primera porque nos sirve para hacer un repaso de todo lo vivido y ver qué objetivos se han conseguido y cuáles no.
Y la segunda porque es "dar el paso", pasar a la acción. Todo aquello que queremos que mejore o cambie puede empezar a ser cambiante a partir del primer día del calendario.



¿Os suena esta canción?

"En la puerta del sol
como el año que fue
otra vez el champán
y las uvas y el alquitrán
de alfombra están.

(...)

Y en el reloj de antaño como de año en año,
Cinco minutos más para la cuenta atrás.
Hacemos el balance de lo bueno y malo,
Cinco minutos antes de la cuenta atrás ". 

Así rezan dos estrofas de la famosa canción "Un año más",  interpretada por el grupo español Mecano.

Y eso es lo que debemos hacer, cuando apenas quedan unas horas para terminar el año: un balance de lo bueno y no tan bueno, para mejorarlo.

Aunque el ambiente exterior invite a cierto jolgorio y jaleo, entre la preparación de las uvas y las copas de cristal, va bien cierto recogimiento interior y autoexaminarse.

¿Hacía dónde hemos llegado como familia, como matrimonio? ¿Qué podríamos haber hecho mejor?
¿Hacía dónde quiero que vaya a partir de mañana, en este nuevo año que dará comienzo después de las campanadas?

Para no perdernos en meras cuestiones filosóficas, el conocido conferencista y entusiasta, Víctor Küppers (www.kuppers.com), describe en su libro, "Efecto Actitud", la forma de conseguir nuestros objetivos gestionando de manera inteligente nuestras emociones. Siempre con una actitud optimista.




No importa que usted sea la persona más pesimista del planeta, o la más desmotivada, o que su principal afición sea quejarse de lo difícil que es todo. Hoy sabemos, a través de recientes investigaciones que podemos aprender a apasionarnos por lo que hacemos, a ver siempre el vaso medio lleno en lugar de medio vacío, a disfrutar de la vida… Las claves para conseguir este cambio de actitud son la automotivación, la proactividad y el entusiasmo”.

Así que ánimo familias del mundo entero. El cambio de nuestra sociedad empieza por uno mismo... a partir de hoy. Y cambiando a mejor, repercute para bien en nuestras familias.

¡FELIZ AÑO 2016!

No hay comentarios:

Publicar un comentario