Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

jueves, 31 de diciembre de 2015

¡5 minutos antes de la cuenta atrás...!

Dicen que hay dos fechas importantes en el calendario del año:
el 31 de diciembre y el 1 de enero.

La primera porque nos sirve para hacer un repaso de todo lo vivido y ver qué objetivos se han conseguido y cuáles no.
Y la segunda porque es "dar el paso", pasar a la acción. Todo aquello que queremos que mejore o cambie puede empezar a ser cambiante a partir del primer día del calendario.



¿Os suena esta canción?

"En la puerta del sol
como el año que fue
otra vez el champán
y las uvas y el alquitrán
de alfombra están.

(...)

Y en el reloj de antaño como de año en año,
Cinco minutos más para la cuenta atrás.
Hacemos el balance de lo bueno y malo,
Cinco minutos antes de la cuenta atrás ". 

Así rezan dos estrofas de la famosa canción "Un año más",  interpretada por el grupo español Mecano.

Y eso es lo que debemos hacer, cuando apenas quedan unas horas para terminar el año: un balance de lo bueno y no tan bueno, para mejorarlo.

Aunque el ambiente exterior invite a cierto jolgorio y jaleo, entre la preparación de las uvas y las copas de cristal, va bien cierto recogimiento interior y autoexaminarse.

¿Hacía dónde hemos llegado como familia, como matrimonio? ¿Qué podríamos haber hecho mejor?
¿Hacía dónde quiero que vaya a partir de mañana, en este nuevo año que dará comienzo después de las campanadas?

Para no perdernos en meras cuestiones filosóficas, el conocido conferencista y entusiasta, Víctor Küppers (www.kuppers.com), describe en su libro, "Efecto Actitud", la forma de conseguir nuestros objetivos gestionando de manera inteligente nuestras emociones. Siempre con una actitud optimista.




No importa que usted sea la persona más pesimista del planeta, o la más desmotivada, o que su principal afición sea quejarse de lo difícil que es todo. Hoy sabemos, a través de recientes investigaciones que podemos aprender a apasionarnos por lo que hacemos, a ver siempre el vaso medio lleno en lugar de medio vacío, a disfrutar de la vida… Las claves para conseguir este cambio de actitud son la automotivación, la proactividad y el entusiasmo”.

Así que ánimo familias del mundo entero. El cambio de nuestra sociedad empieza por uno mismo... a partir de hoy. Y cambiando a mejor, repercute para bien en nuestras familias.

¡FELIZ AÑO 2016!

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Trucos para un viaje en coche sin (grandes) contratiempos!

A las puertas de la Nochebuena, muchas familias (como la mía en estos momentos) se disponen a salir de viaje para reencontrarse con los suyos.

Los viajes en coche pueden hacerse largos y pesados, sobretodo si se viaja con niños.

Añado, como coletilla, que hay que estar dispuesto a todo tipo de imprevistos. Aun los padres más organizados los tienen. Así que ante todo mucha paz.

Fuente: superpadres.com

Antes los niños, al ir sin sus sillas reglamentarias, se podían mover más; sin embargo, aunque ahora van más seguros, también los pobres van en la misma posición durante más tiempo.

La Dirección General de Tráfico recomienda una parada cada 2 horas de trayecto. Y os puedo asegurar que nosotros cumplimos la recomendación a rajatabla; porque no paramos ni una ni dos veces... sino muchas más (algunas incluso antes de pasar el primer peaje).

Con el tiempo podríamos haber ganado en experiencia, por ejemplo, en el tema de ir al baño (con tres hijos...), pero por más que nos organicemos hemos llegado a la firme conclusión de que los nuestros son diferentes: Os aseguro que salen de casa habiendo ido al wc, pero no hemos hecho más que empezar el viaje (¡los nervios serán, digo yo!) que en secuencias de 15 minutos les da por volver a visitarlo. 

Y así, ya más tranquilos, continuamos el viaje. (En realidad esto no ha hecho más que empezar).

Después de unos cuantos kilómetros por carretera a nuestras espaldas desde que nos mudamos a Madrid, os dejo algunos trucos que nos suelen funcionar para hacer estos viajes más llevaderos:

- Llevar bocadillos hechos en casa (sale más barato que comprar en las áreas de servicio). 
Para los niños van bien mediasnoches (tipo pan de leche), pues no cuesta tanto de morder.

- Llevar botellas de agua de esas con pitorro (así no se las tiran por encima).

- Llevar unos cuantos CD's de música de niños (los de Miliki están muy bien o los que regalan con los libros escolares tipo Magic Dragon, etc.)

- Juegos "para jugar todos": veo-veo, adivinar matrículas de coches, buscar formas en las nubes, ...

- Tener a mano toallitas de bebé (salvan de cualquier apuro).

- Llevar cuentos (guardarlos en el respaldo de los asientos delanteros) o algún libro para colorear.

Y ya como recurso cuando ya no se puede más, tal vez un juego en el móvil, tablet (controlado con tiempo) y que compartan con el resto de hermanos.

Pero, sobretodo, toneladas de paciencia y sentido del humor; especialmente ante frases del tipo: "¿cuánto queda?", "mi hermano me molesta", "mi hermana está mareada y necesita una bolsa", "quiero ir por quinta vez al baño", etc.

Y con el sentido del humor con el que he empezado este post, escrito desde el coche entre baches y adelantamientos, os dejo un villancico mítico que anima a bailar a cualquiera dadas estas fechas:


Y para todos vosotros, lectores de alrededor del mundo:

Feliz Navidad
Bon Nadal
Merry Christmas
Joyeux Noël
Buon Natale 
Froehliche Weihnachten
Vrolijk Kerstfeest
God Jul
°Krismas Njema Na Heri Za Mwaka Mpya°
Pozdrev lyayu s praznikom Rozhdestva is Novim Godom
Sarbatori Vesele 
Boas Festas
Selamat Hari Natal
Hyvää Joulua








viernes, 18 de diciembre de 2015

Las cartas de los niños a SSMM de Oriente

¿Qué tiene un niño en el corazón?

No hay más que leer las cartas que dirigen a Sus Majestades los RRMM de Oriente para averiguarlo. ¡Son una delicia! (Esta tarde he estado en el colegio de mi hijo y había expuestas, junto al Belén de la clase, las cartas a los RRMM).



Con 8 años qué van a pedir: ¡juguetes!, está claro. Y sobretodo empezarán sus cartas con aquello de: "este año he sido muy bueno..."

Pero lo más bonito no ha sido eso. No piden sólo cosas materiales. Piden imposibles. Y saben que con su "fe de niño" lo imposible puede ser posible. 

¿Qué con esta edad no se enteran de qué va el mundo? Pues mucho ojo con semejante afirmación, pues los niños se enteran más de lo que nos pensamos.
Muchos, casi todos, piden por la paz; especialmente en Siria. Uno se atreve incluso a pedir por la conversión de los terroristas.

Los hay, muy graciosos, que se han aventurado a pedir por un ganador de cara a las elecciones de este domingo. Incluso por el rey Felipe VI, para que no adore a ningún otro rey que no sea el Niño Dios.

Otros, más sensibles, piden por familiares que están en el hospital o por todos aquellos pobres que no tienen con qué celebrar la Navidad. (¡Qué bonito leer de uno que no quiere regalos, que todo sea dinero para los pobres!).

Algunos, de familia muy numerosa, piden mascotas (¡por si eran pocos!); otros, sin embargo, se dedican a pedir tantas cosas por los demás que olvidan pedir sus propios regalos.

Varios de ellos escriben con buena letra su dirección, no vaya a ser que los Reyes se despisten en una noche tan ajetreada.

Por si pensábamos que lo que comentamos los padres en las idas y venidas con el coche caen en "saco roto", hay alguno que pide para que se use más el transporte público (se ha enterado, ¡muy bien!, de que estas últimas semanas la contaminación ha hecho mella en el skyline de Madrid).

A mí, personalmente,  me ha hecho reír mucho la de mi hijo: pide un mayordomo y un masaje de chocolate (¡le encanta el chocolate!, en todas sus versiones).

Y me ha emocionado leer que pide ir al cielo. Pero antes que eso, pide poder ver a María. ¡qué cosa más dulce!

Estas cartas son una nueva ocasión para educar. Muchas veces los niños piden cosas desorbitadas; las que seguramente no han conseguido en los últimos cumpleaños.

Los "pajes" han de ser muy avispados para no provocar la desilusión del niño.
¿Comprando lo que pide? No es necesario.
En cambio, sí se puede hablar con ellos sobre la conveniencia que verán los Reyes en traer uno u otro regalo.

¡Feliz Navidad!

domingo, 13 de diciembre de 2015

Primer pedido a... ORGANIZADOS

Hace aproximadamente un año y pico, unos chicos repartían a las puertas del colegio de mis hijos unos flyers rojos. Y me quedé con uno.

El nombre me quedó registrado en el backup de mi memoria: ORGANIZADOS. 
- "¡Qué buena pinta!"- pensé. "Compra online, frescura, carne de la sierra..."
Fuente: Organizados.es (nuevo logo)

Lamentablemente no volví a saber de ellos hasta que acudí, por casualidad, a una clase de cocina que organizaba mi nueva amiga Katy, y que estaba patrocinada por ORGANIZADOS.

Se trata de una plataforma de compra digital que busca facilitar a las familias/ consumidores la organización de la compra de productos frescos, obteniendo un beneficio directo en calidad, servicio y precio.

Desde ese día decidí hacerles un pedido. 

Esta misma mañana lo he recibido en casa (¡sin deslomarme cargando bolsas!).

Muchas personas aún son reacias a la compra online pues son de "ver" in situ lo que compran. Pero ORGANIZADOS en este aspecto no te va a defraudar. 

La web (organizados.es) es muy fácil de usar: Carne, Lonja (¡nuevo lanzamiento!), Huerta, Navidad, Ecológico y Ofertas. Y dentro de cada apartado se detalla el producto con fotografía limpia.

A la hora de comprar e ir "llenando el carrito", se puede escoger la forma de corte y peso, según la situación familiar (algo realmente novedoso, pues en las grandes superfícies no es posible comprar de una forma tan concreta).

¿En qué ha consistido mi pedido?
- CARNE: pollo y picada (100% vacuno, para sofritos y hamburguesas)
- LONJA: salmón en rodajas y doradas (para hacer a la sal)
- HUERTA: fruta (plátanos, kiwis), verdura (tomates, cogollos y puerros) y plantas aromáticas (Albahaca y Hierbabuena).

¿Cómo ha llegado mi pedido?
En un camión refrigerado en menos de 24 horas.

La picada, envasada al vacío, y las rodajas de salmón
en caja de porexpan

Las doradas perfectamente resguardadas, 
con hielo y caja de porexpan

¿Qué es lo mejor?
- El ahorro de tiempo y dinero
- La frescura del producto
- "El rincón de Katy", el blog de mi amiga con recetas y trucos
- Para ellos la familia es el centro. ¡Su target son las familias numerosas!

¿Y lo mejor de lo mejor?
Aparte de comerlo, que un 2% de lo que factura ORGANIZADOS se destina a fines solidarios (puedes escoger en un desplegable a qué organización quieres destinarlo: Cáritas, becas para estudiantes, ...).

Para más información, aquí tienes una entrevista de junio de este año.

Yo, ¡repito!

viernes, 11 de diciembre de 2015

¡Blanca y radiante... !

Después de 9 años por fin ha llegado una boda a la familia. Fue el pasado día 5 de diciembre. Una boda con sabor a Navidad, en pleno Adviento.

Fuente: Pep Serret Photography

Con un vestido precioso, mi hermana deslumbró en su entrada por el pasillo central.

En ese instante las emociones se agolpan: cuántos ratos juntas, cuántas travesuras, cuántas peleas (sanas, de hermanas).

Y a su lado, mi padre. A punto de rondar la decena del 7, ahí estaba. Elegante, a paso firme. Es un caballero.

Para un padre, no lo olvidemos, llevar a una hija al altar es un papelón.
Para él y para mi madre, que en primera fila observaba la escena.

Ese momento de desfile, al son de "Canticorum Jubilo", es como una forma de mostrar ante el resto de invitados a la mujer en la que se ha convertido la novia, merecedora de una vida feliz.

Dejar a una hija en el brazo de otro hombre es fuerte, para los padres. Es como "cortar" ese cordón umbilical imaginario que existía entre ambos. Porque a partir de ese momento esa hija va a formar una nueva familia, su familia.
Deseas por todos los medios que sean felices. ¡Y lo serán! ¡Son una pareja monísima! 

Con su melena rubia, envuelta en un bonito recogido por el que se asomaban tímidas unas flores, la novia estaba radiante. No dejaba de sonreír. ¡Guapa!

Y es que las novias cuanto más sencillas y cómodas más resaltan su belleza. Porque sencillez no riñe con elegancia. Sin disfraces.

Y por hablar un poco de mi cuñado, que también fue SU día, desde aquí le hago un guiño con esas palabras de uno de los arquitectos que más me gustan. Se trata de Mies Van der Rohe, un genio, quien ante sus obras siempre exclamaba: 'Less is more' (¡Menos es más!) y añadía: and 'God is in the details".

¡Así resumiría la boda!

Sencilla y elegante, sin excentricidades.

Cuidando los detalles importantes, como son:

- Una buena homilía por parte del sacerdote (que sirva, sobretodo, a los novios; y también a los presentes).

- Un buen rato de acción de gracias.
En este caso, mi hijo, el mayor, después de la Comunión, antes que dé tiempo a ponerse a hablar con el de al lado, leyó una acción de gracias, corta y tierna, para pedir por los novios.

- Ofrecimiento del ramo de novia a la Virgen.

- Detalles (de cariño) para las hermanas y los que se van a casar, hechos por mi hermana Blanca. Ya os hablé de ella aquí. ¡Una artista! (además hizo el 'sitting' y un 'Sweet Market')

Fuente: Sitting, by BVF

Fuente: Sweet Market, by BVF

¡Fue un día inolvidable!


miércoles, 2 de diciembre de 2015

El día que cambié los "dibus" por un cuento

No pensé que sería eficaz. Pero hoy lo ha sido. El día menos pensado.


En mi cabeza me lo había imaginado muchas veces: todos en silencio, leyendo, con paz y armonía en el ambiente. Pero tan pronto se asomaba esta idea, se disipaba. Lo veía inalcanzable.

Reconozco que la televisión es un "salvavidas" en la vida de toda madre o padre. Hay momentos en los que un rato sanote de "dibus" es más que recomendable. ¡Están quietos y callados!

En mi caso, sin ayuda en casa, hay un momento que me hace de "niñera".
Es mientras preparo la cena, ellos ya duchados y empijamados, cuando solo "ella" los consigue mantener ensimismados.
Eso sí, antes ponía cualquier cosa que echaran por el inocente Disney Channel o Clan, etc.etc. Pero un buen día oí palabrotas, repetidas varias veces (Bob Esponja), y mis hijos se dedicaron a repetirlas porque les hacía gracia. 
Y desde ese día se acabó. Desde entonces escogemos NOSOTROS lo que ven.
La "niñera" no fue despedida (tampoco hay que ser radical) pero tuvimos una conversación larga y tendida y, desde entonces, NOSOTROS le decimos lo que se va a poner en casa. Tenemos el mando del mando.

Pero, como os decía, hoy ha ocurrido algo inesperado.

No se si habrá sido gracias a las luces del árbol de Navidad o a las del pesebre, que con sus destellos tenues invitan al recogimiento. No lo sé.
Era aún pronto para cenar.
Simplemente, mi marido y yo hemos cogido un libro y nos hemos puesto a leer. Y sin pensar que tendría "efecto dominó", les he propuesto a los niños que fueran a su cuarto a por un cuento.
Sin pensárselo dos veces han ido a por él.
¿Será verdad eso de que hace mucho el ejemplo  de los padres en la educación?
Parece que sí...
Ya nos veis a los 5, sentados en el sofá (el de 2 años también) bien juntos unos de otros y con un par de mantas, leyendo.

Me ha venido de perlas, pues el mayor tiene que leer 30' todos los días y hoy no le ha costado nada. ¡Qué gustazo!

Esta anécdota me ha hecho recordar una película buenísima que os recomiendo: "Gifted Hands: The Ben Carson history" (Manos Milagrosas, en español), basada en hechos reales.

Fuente: cinescopia.com

Acabo de descubrir que Ben Carson, el de la película, es el mismo Ben Carson candidato a la presidencia de los EEUU para las eleccciones de 2016. (Siempre se aprende algo nuevo)


Cuba Gooding jr, en su papel de Dr. Carson, 
y Ben Carson en la vida real

La película es la historia real del mundialmente conocido neurocirujano, Benjamin Carson, que realizó la primera operación con éxito de dos hermanas siamesas unidas por la cabeza. ¡Una operación que duró 28 horas y de gran riesgo.

Su madre, una mujer con pocos recursos y analfabeta, se gana la vida limpiando en una casa. Allí descubre que la televisión está enterrada bajo una pila de libros. Es así como entiende que la lectura aportará sabiduría a sus hijos, no la televisión. Y ese mismo día toma cartas en el asunto y les apaga la tele. Solo les deja un rato después de haber leído y estudiado.

Gracias a eso, uno de los hijos, Ben, cogerá el gusto por la lectura de libros, concretamente libros de medicina, e ingresará en la Universidad; no sin muchas dificultades dada su raza y sus pocos recursos.
Pero logrará ser mundialmente famoso.
¡Gracias al empeño de su madre!

Encuentro que esta película es inspiradora para los padres, pues podemos favorecer ¡y mucho! un mejor porvenir a nuestros hijos, si nos lo proponemos.

A veces se trata sólo de eso, de apagar la televisión y darles un libro.