Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

martes, 13 de octubre de 2015

La Virgen, Colón, un mendigo y una guerra

Ayer fue un día grande: Festividad de la Virgen del Pilar (mi Virgen).

En España fue el día de la Fiesta Nacional. Pero caeríamos en un error si lo simplificásemos a una jornada de desfiles e izada de bandera.

No quiero restar importancia a todos los acontecimientos que se suceden en un día como el 12 de octubre. Sí quiero, en cambio, como portadora del nombre de Pilar, remarcar distintos hechos históricos que muchas veces se desconocen, y estoy segura te gustará saber.

1. La Virgen
Nos situamos en el año 40 d.C.
Acababa de ascender el Señor al Cielo, y los apóstoles, habiendo recibido la venida del Espíritu Santo (Pentecostés) se disponían a hablar sin miedo sobre las enseñanzas de Jesús.

Fuente: basilicadelpilar.es

El apóstol Santiago, hermano de Juan, predicaba en la España pagana de aquellos tiempos con la intención de llegar hasta Finis Terrae (ciudad más al oeste de la península, en Galicia, cuyo nombre se debe a que a partir de ese punto la tierra terminaba y acechaba un embravecido océano Atlántico; una teoría de la época en la que se pensaba que la tierra era plana y en consecuencia viajar a partir de ese punto era caer en el vacío infinito).

En Caesaraugusta (ahora Zaragoza) Santiago se encontraba cansado y algo desalentado, en la ribera del río Ebro, por la falta de conversión de las familias españolas. Cuando se disponía a "tirar la toalla", se le apareció la Virgen María (que aún vivía en Palestina), sobre una columna (o pilar, de ahí el nombre); alentándole a seguir. Y le dio un encargo: construir en el lugar del pilar un templo para su devoción.

Basílica de El Pilar, en Zaragoza(España)

El pilar dejado por la Virgen es venerado desde entonces, y hay tradición de besarlo desde la Edad Media. El óvalo destinado para ello, en la parte posterior, está erosionado por el desgaste de los besos y el paso de los años.

Óvalo que asoma un trozo del Pilar

2. Colón
El 12 de octubre también se conmemora el descubrimiento de América, por el navegante genovés Cristóbal Colón; un 12-O de 1492.

Fuente: sobrehistoria.com

Los Reyes Católicos subvencionaron parte del viaje, en el que Colón pretendía demostrar que la tierra no era plana sino redonda, llegando a las indias por el oeste. Y fue así como, después de más de 2 meses de travesía, logró avistar tierra (concretamente tierra Guanahani, en Las Bahamas).

Los reyes vieron esta conquista como una nueva oportunidad para evangelizar más allá de los confines de Finis Terrae.

3. Un mendigo
Cierta curiosidad despierta también el conocido como el milagro del mendigo de Calanda, Miguel Pellicer, en el siglo XVII.

Nacido en Teruel, era el segundo de 8 hermanos de una familia humilde de labradores.
Un día utilizando un carro de trigo cayó al suelo, pasando la rueda por encima de su pierna.
Dada la gravedad del accidente, se le amputó la pierna y se enterró (todo esto está documentado). Y se dedicó a la mendicidad para poder sobrevivir, en las inmediaciones de la Basílica del Pilar.
Muy devoto desde su niñez, se frotaba el muñón con los aceites sobrantes de las lámparas de la capilla del Pilar.
Era bien conocido por los cerca de 8.000 visitantes diarios que por aquel entonces recibía la Basílica; especialmente porque Pellicer dejaba al descubierto la consecuencia del accidente, ganándose la compasión de los transeúntes y el apodo de "el cojo de Calanda".

Fuente: basilicadelpilar.es 

Añorado de su tierra decide regresar a Calanda a casa de sus padres, y de paso recibir más cuidados y atenciones. La noche del 29 de marzo de 1640, en torno a las 10-11 de la noche, sus padres se percatan que a su hijo se le ha reimplantado milagrosamente su pierna amputada.
Se abrió un proceso de carácter público para esclarecer los hechos; y tal vez lo más llamativo fue cuando se tuvo orden de desenterrar la pierna amputada y en su lugar no encontraron nada (en esa época se trataba a los miembros amputados con gran respeto y se enterraban con sumo cuidado).

4. Una guerra
Pero el hecho quizás más inverosímil es uno más cercano a nuestros días, en plena guerra civil española.
La madrugada del 3 de agosto de 1936 el trimotor republicano Fokker lanzó 3 bombas de 50kg cada una sobre la Basílica del Pilar.
Ninguna de ellas llegó a explosionar y dos de ellas se exhiben desactivadas en el interior de la Iglesia.

Fuente: basilicadelpilar.es 

Con estos 4 hechos quiero que, si vas a Zaragoza, lo vivas de distinta forma; pues se palpa la protección de la Virgen, fiel a su promesa.

4 comentarios: