Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

jueves, 29 de octubre de 2015

"Pedida de Mano"; boda inminente

Este sábado pasado, tuvo lugar la Pedida de Mano de mi hermana (después de nuestra boda, hace ya 9 años, es la primera hermana que se casa. ¡Comprenderéis la emoción!).

Fuente: bodas.net

La Pedida de Mano es una tradición que se remonta varios siglos atrás (algunos la datan en la época de la antigua Roma); y poco queda de ese acontecimiento, en el que el novio pedía formalmente la mano de su novia a su futuro suegro.

Como cinéfila, diría que ahora se lleva más el estilo hollywoodiense (peliculero) de sorprender el novio a la novia, el día menos pensado y con la rodilla en el suelo, con una sortija (al menos eso es lo que he podido observar estos últimos años en amigos y conocidos).

Cabe destacar que "la pedida" no es tradición en todos los lugares de España; y menos del mundo. Y en cada región, la tradición se ha ido modificando a gusto de todos. Por tanto, no es obligatorio hacerla para casarse y el estilo dependerá de cada familia.

Entonces, ¿qué sentido tiene una Pedida de Mano en pleno siglo XXI?

Las celebraciones familiares en las que se anuncia la intención de casarse tienen un denominador común: conocerse ambas familias antes de la ceremonia.
Hay que tener en cuenta que a veces los novios son de distintas ciudades y es complicado coincidir toda la familia. Por eso este día es el momento idóneo.

Fuente: BVF

La pedida de mi hermana fue muy entrañable.

Mi madre cuidó con esmero todos los detalles; ese mimo que hace más agradable la fiesta: ramos y centros de flores, merienda-cena de catering, cava bien frío, y vajilla y cristalería buena.
Y mi hermana Blanca, la artista de la familia, decoró la mesa y la terraza como solo ella sabe hacerlo (ese "toque" muy de ella).

Fuente: BVF

Fuente: BVF

En un momento dado, mi padre y mi futuro cuñado, haciendo gala a la tradición, salieron juntos al balcón; y entre risas y bromas les dejamos "encerrados" para que hablaran.
Lo que allí se dijo no se comentó luego al entrar, a pesar de nuestros ruegos, especialmente los de mi hermana, por saber de qué habían estado hablando... ¡Todo queda en el encanto y la emoción de esa noche!

De forma muy natural, a la hora del cava y el postre, la madre de mi cuñado y, después, mi padre, propusieron un brindis y unas palabras.

Entre risas y nervios, salió a la luz el verdadero significado de la Pedida de Mano:

- Se busca esa intimidad familiar que no es posible tener el día de la boda. 

- Se unen algo más que dos apellidos: se unen dos familias. Familias imperfectas. Cada una con sus virtudes y sus defectos, tradiciones y maneras de hacer.

¿Qué debe hacer el futuro matrimonio?

Acoger lo bueno y lo no tan bueno de cada una, ¡quererlo!, y escoger aquello que resulta atractivo para la nueva familia que crearán (añadiendo nuevas formas de hacer, de educar, etc.)

Esa es la riqueza de la familia. Y, generación tras generación, se arraigan esas tradiciones; y se hacen propias.

Se pasa del MÍO + TUYO = al NUESTRO

No hay comentarios:

Publicar un comentario