Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

jueves, 15 de octubre de 2015

Cómo hacer un traslado y...

... no morir en el intento.

Hace exactamente una semana que nos mudamos; y estamos encantados. El cambio ha superado con creces todas nuestras expectativas.

Se trata de nuestra cuarta mudanza en 9 años de casados (¡ahora que lo pienso no está nada mal!).

La más importante (por número de kilometros) fue de Barcelona a Madrid; un gran cambio, lejos de nuestras familias de origen. Pero encantados de la vida.

Fuente: cajadecarton.es

Como tengo bastante por la mano esto de los traslados (promedio de 1 traslado cada 2 años!!), hoy quiero compartir contigo algunos trucos o maneras de hacer por si te sirven.

LIMPIEZA DEL NUEVO HOGAR

Antes de la llegada del camión es necesario hacer un buen repaso de limpieza a la casa nueva.

¿Qué necesitarás? una mopa y sus recambios, muchos trapos para cristales, polvo y limpieza.
Escoba y recogedor. Fregona y cubo. Estropajo de acero inoxidable (cocina) y bayetas.
¿Productos? Limpiasuelos. Vinagre (para abrillantar). Salfuman, lejía para los wc. Producto para limpiar wc a fondo (desinfectante). Producto antical.  Spray atrapapolvo. Limpiacristales. Lavavajillas...

SEMANA ANTES DEL TRASLADO

Recuerda dar de baja los suministros si eres el titular (siempre es bueno consultarlo previamente con el propietario, por si tiene otro modo de hacer):
- teléfono
- agua
- electricidad (luz)
- gas
- internet
- etc.

Hazte un listado de las distintas empresas de las que te llega correspondencia (facturas, suscripciones, publicidad que te interese...) y, a continuación, llama una por una y modifica tus datos de residencia. También date de baja de cualquier otro servicio que pagues por domiciliación bancaria cada X tiempo; tipo gimnasios, etc.

Solicita presupuesto en varias empresas.
Nosotros hemos quedado muy contentos con Mudanzas Bravo (en Madrid) ¡Muy profesionales y precio muy competitivo!
Miguel, el jefe, nos facilitó cajas de 3 tamaños, varios papeles y celo de embalar.
(incluso el día antes se ponen en contacto contigo para ayudar a hacer cajas)

¿Por qué 3 tamaños?
- Cajas más pequeñas: para libros (es lo que más pesa, y tiene que ser fácil de transportar).
- Medianas: cacharros de cocina, ropa doblada, cristalería, vajilla, etc.
- Grandes: juguetes, toallas, sábanas, etc. (lo que menos pese)

NOCHE PREVIA AL TRASLADO

Nosotros no pegamos ojo, y no precisamente por los nervios. Sino porque a los tres de mis hijos, en bloque, les dio por dormir bien juntos (parece mentira pero los niños, al igual que nosotros, acusan los cambios y se desestabilizan un poco).

DÍA DE LA MUDANZA

Vital: una buena dosis de café o cocacola y desayunar fuerte.

¿Tienes hijos? Elige un día laborable, para que ellos estén en el cole y tengan sensación de normalidad.
Si trabajas, recuerda que por convenio dispones de 1 día de "fiesta".

¿CÓMO ORGANICÉ LAS CAJAS?

Para la ropa colgada, muy cómodo, nos trajeron "cajas-armario". Así fue tan solo descolgar y colgar. Sin arrugar nada y todo bien resguardado.


Para la vajilla y cosas frágiles, como vidrio, utilizamos el papel de embalar. Se envuelve cada pieza por separado como haciendo una "pelota" para amortiguar. (También es útil el plástico de burbujas). Marcar de forma clara: Muy frágil.

Las cajas las marcamos con números grandes y visibles, según las íbamos cerrando.
Dispón de una hoja para anotar la numeración seguida de la habitación donde irá destinada.
Por ejemplo: en una caja de libros; un 1. Y en nuestra lista: 1-salón.  De esta forma, al descargar, los chicos nos decían: "caja 1"; y nosotros: "salón".

Señala de forma clara las cajas que contengan:
- la cafetera o el café soluble, para desayunar al día siguiente (agradecerás tenerla a mano).
- medicinas; con niños, ya se sabe, hay que ser previsor: Ten Dalsy o Apiretal.
- una muda, para cambiarte al día siguiente (mejor si es ropa "de trote").

PARA "PARAR EL GOLPE" DEL DÍA SIGUIENTE

Hacer una compra pequeña de "básicos": papel wc, vasos y platos desechables, leche,...

Si tenéis un matrimonio amigo que os pueda traer comida hecha "de coger con la mano", tipo empanada o tortilla de patatas, mejor. En este último traslado lo valoramos un montón.
¡Gracias Elisa y Borja!
Dejamos la comida sobre la mesa de la cocina e íbamos picando.

¿UN LEMA?

En casa, cuando hemos estado de mudanza, decimos que estamos "modo-camping". Esto es: cero estrés, no hacer drama si las cosas no sabemos cómo funcionan (agua caliente, por ejemplo) y no nos preocupamos si los niños esos días comen de McDonald's.


No es ninguna tontería cambiar de casa. Requiere un esfuerzo mental, físico y psíquico brutal. La falta de control sobre "tu mundo" parece tambalearse y es imprescindible no cargarse más de lo necesario.

El sentido del humor es importante para hacerlo todo más llevadero. Cómo me decía una amiga: "Entre caja y caja, echaros unas risas".

Lo interesante de esto es irse haciendo poco a poco al nuevo hogar, hasta que se instala de nuevo la rutina y ya todo sale rodado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario