Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

martes, 15 de septiembre de 2015

Me niego a ser de la masa

Aunque nos cueste reconocerlo, estamos embutidos en una especie de masa donde los dueños y señores que se encargan de usar el rodillo y encajarnos en su molde son los mismos que se encargan de colgar un anuncio de halloween un mes antes de su celebración.

Fuente: myeuropeancakes.com

Sí, lectores. Estamos a 15 de septiembre y ya he visto el primer anuncio de la tradición americana por antonomasia. ¡Si aún queda más de un mes!

En muchos colegios las clases se iniciaron ayer; lo que significa que sus alumnos aún no han tenido tiempo si quiera de experimentar la "depre" post vacacional; sencillamente porque acaban de volver de sus vacaciones hace apenas unos días.
Dejemos a los estudiantes que se habitúen al nuevo curso, que vayan cogiendo el ritmo a SU ritmo... ¡Menuda sobrestimulación reciben los pobres! (y nosotros, también).

Y en las calles ya se anuncia una celebración del 31 de octubre..

¿Qué prisas tenemos?

Yo, como madre y consumidora, me niego a subirme a ese carro atolondrado donde se nos convierte en masa, para luego ser horneada a temperatura ambiente.

Se nos mezcla y se nos enharina; y se nos moldea de tal forma que, sin darnos cuenta, formamos parte de una masa sin personalidad (como la que venden en los supermercados; lista y preparada para echarle encima lo que se les antoje a "los del rodillo").

No podemos permanecer expectantes, a ver qué ingredientes nos ponen encima.

Porque así vamos, siempre corriendo; motivado en gran parte por las campañas consumistas; sin paz ni tiempo para pensar.

Paremos. Respiremos. Pensemos. El curso no ha hecho más que empezar. Disfrutemos de lo que viene a continuación de cada cosa que hagamos.

Porque si nos subimos al carro... si somos de la masa... ¿qué viene a continuación? ¡los escaparates navideños! Que en clave consumista significa comprar y gastar. Y más prisas. Y estrés. Y llegan de nuevo las vacaciones estivales y no hemos saboreado el curso.

Fuente: coloresnevados.tumblr.com

Por eso, me niego a ser de la masa.

4 comentarios:

  1. Tú eres masa madre! Esa que que es unica y diferente y no igual a las otras. Me ha gustado mucho tu entrada Pilar! Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Montse! Gracias por tus comentarios tan animantes! besos a la abuelita

    ResponderEliminar