Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

jueves, 17 de septiembre de 2015

2ª ITV Matrimonial

En breve nos caduca la ITV y de hoy no ha pasado poner fecha en la agenda. 
Bien es sabido que sin pasar la prueba y obtener el correspondiente certificado no se puede circular.
¡Se puede tener un accidente o provocarlo en otros que circulan! ¡Vamos, que el tema es serio!


Cuando hombre y mujer se casan, el "coche-Matrimonio" se dispone a circular. El día de la boda con la gracia propia del sacramento, y la emoción de los primeros meses, todo parece que va sobre ruedas (valga la redundancia).

Pero inevitablemente todo tiene un desgaste, una amortización; y pasados los años los niveles de aceite y agua empiezan a disminuir, las ruedas ya no tienen dibujo y están faltas de presión; incluso se ilumina algún testigo en la parte delantera y es posible que alguna bombilla esté medio fundida.

¿Se puede seguir circulando? Por poder se puede, pero pueden ocurrir dos cosas: que te pare la policía y te caiga un buen multón o que el coche vaya tirando hasta que un día cuando menos te lo esperas te quedes en pana.


El próximo 3 de octubre puedes pasar la ITV. Aún hay plazas libres. ¡No te arriesgues a quedarte tirado en la M30!


¡Nosotros repetimos! Ya comenté en este post lo bien que lo pasamos en la primera edición.

Los ponentes, como en la otra ocasión, de categoría:
- Ignacio Tornel, mediador familiar.
- Alfonso y Teresa Basallo, autores de "Pijama para dos"
- Leopoldo Abadía, economista, autor de "36 cosas para hacer que una familia funcione bien".


Habrá guardería durante todo el día. ¡Está muy bien montado!



Ese sábado es para el Matrimonio. No es egoísmo, es por necesidad y pura lógica. ¿Cómo vamos a atender a los hijos si nosotros no sabemos qué ruta seguir? ¿Y si estamos circulando pero estamos perdidos y no hay forma de llegar al destino? ¿o el piloto está medio dormido porque el copiloto no está pendiente de darle conversación?



A lo mejor a vuestro "coche" sólo le hace falta pasar por el túnel de lavado, o quizás requiera de un cambio de neumáticos porque la cuesta que se presenta no hay quien la suba si no es con un 4x4.



No importa. Habrá tiempo para hablar, discutir un poco y sobretodo formarse.


¿Vergüenza? Ninguna. La razón por la que repetimos es porque queremos querernos más. Y en definitiva ser mejores.

Hacemos másteres y cursos para llegar a ser buenos profesionales en nuestro sector. ¿Cómo no vamos a darle importancia al negocio más importante de nuestra vida por el que llegaremos al Cielo?


No hay comentarios:

Publicar un comentario