Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

domingo, 23 de agosto de 2015

El verano de los demás

Una vez más, el genial Jordi Labanda me hace reír y pensar con sus fantásticas ilustraciones que publica semanalmente en El Magazine de la Vanguardia.


"¡Las vacaciones de los demás siempre son mejores que las mías", piensa esta chica mientras ojea el móvil ante un entorno único y paradisíaco.

He aquí una triste realidad: el efecto negativo de las redes sociales. La comparación, la envidia, la apariencia (buscando ser lo que no somos, despertando en otros la absurda comparación y consecuente envidia).

Algunas consideraciones:

1. Las fotos de las redes sociales no transmiten la realidad. Las fotos son instantáneas; y lógicamente no se nos ocurre poner una foto en la que salgamos feos o pasando un mal rato.

2. No compararnos con el escaparate de "vidas" que tenemos en las redes. Lamentablemente, nuestra vida no será perfecta; ni siquiera nuestra familia, ni nuestro cónyuge. Ni tampoco la vida de los demás.

3. No hay vacaciones mejores ni peores. Ni tan siquiera perfectas. Está en la actitud de cada uno que sean de una determinada manera.
Y desde luego, ver cómo lo pasan los demás y entristecernos o compararnos es una pérdida de tiempo.

Distingo dos actitudes que he podido observar:

   - La actitud envidiosa de quien mira las fotos de otros y se compara (como la imagen de arriba)
 
   - La actitud afectivo-dependiente de quien cuelga fotos para ver cuantos "me gusta" logra y así sentirse querido (como en la imagen debajo de estas líneas).
"Mujer, no te lo tomes así... seguro que en septiembre 
consigues los 25.000 seguidores en Fb"

Ambas actitudes, en mi humilde opinión,  se deberían deshechar desde ya.

¿Por qué? Porque son enfermizas. Porque nos llevan a no disfrutar de NUESTRA vida al estar tan ocupados viendo la vida de los demás o mostrando la nuestra; como si de una pasarela se tratara.

¿Cómo lograrlo?
- Horario: Hacer lo que tenemos que hacer.
- Llenarnos los tiempos muertos de hobbies nuevos (¡hay tantos!). Hacer que nuestra vida sea atractiva está en la voluntad de cada uno.
- Leer y formarse sobre cualquier tema.

- "es que hay tal bombardeo de información, de fotos, de artículos buenos ... que no quiero que se me pase nada".

¿La clave? Ponerse un tiempo para mirar las nuevas publicaciones y aparcar el móvil conscientemente, e incluso verbalizarlo (-"ahora voy a cenar, lo dejo aquí en silencio")


De esta forma disfrutaremos más de cada momento.

(*) Todas las imágenes son del sitio web jordilabanda.com

2 comentarios:

  1. Muy cierto, hay que disfrutar de lo que tenemos!! en mi caso de una mujer extraordinaria y de unos hijos muy simpáticos!

    ResponderEliminar