Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

sábado, 11 de julio de 2015

SOS: ¡mes de julio con los niños y sin ayuda!

Mucho antes de terminar el colegio, cuando empiezan a aparecer en el calendario las fiestas de fin de curso, se palpa en el ambiente caluroso cierto nerviosismo; un agitamiento social del que es fácil contagiarse. ¿Pero qué sucede?

El mes de junio es como subirse al tren bala. Los días pasan a una velocidad de vértigo y cuando uno menos se lo espera se encuentra con una sonrisa, acompañada de un ¡feliz verano!, en la cara de los profesores.

Los niños se merecen descansar. Pero, ¿y nosotros, los padres? ¡También son nuestras vacaciones y, por supuesto, también merecemos - y debemos- descansar!

Fuente: meponesunbiberon.wordpress.com

Mi caso puede parecerse mucho al tuyo: vivo en una ciudad distinta a la del resto de mi familia, mi marido trabaja todo el mes de julio y a duras penas rascará unas breves semanas de vacaciones en agosto. No tengo ayuda; únicamente una señora encantadora que viene unas horas a la semana para planchar y limpiar un poco (¡que para mí ya es muchísimo!)

Es fácil caer en el pesimismo y verlo todo cuesta arriba: rozando los 40º en Madrid estas últimas semanas y sin aire acondicionado parece que tengamos todo el derecho del mundo a estar "quejicas". Pero no es la actitud que más nos conviene. Quejarse es contagioso: si nos quejamos los niños también se quejan; y se genera un círculo vicioso que nos agría el carácter y hace que todos estemos de malhumor.

A mí me gusta ver el lado positivo: librarse de salir corriendo todas las mañanas para llegar puntual al colegio ya es mucho.

Pensando en cómo disfrutar de estas semanas ya es sólo cuestión de organización y sobretodo mucha practicidad (totalmente flexible y abierto a cambios de planes de última hora).

En primer lugar, un horario. Está más que demostrado por profesionales del mundo de la educación que a los niños les viene muy bien una rutina; no sólo en invierno, también en verano.

La hora de levantarse, por lo general, la marcan los niños (8-8.30). En base a eso, esa es la hora en que comienza el día.
Y la hora de acostarse puede ser una hora más tarde de lo habitual (21-21.30)

Otro dato importante es el horario de apertura de la piscina (en mi caso, de 11 a 15 y de 16.30 a 21)

A partir de aquí, hay que completar el resto de horas con: comidas, tarea, encargos, deporte (piscina), un rato de tele, un paseo, lectura y rezos.
  • COMIDAS: que sean fáciles y sin complicación. Antes de bajar a la piscina dejar preparada la base de la comida (arroz, pasta, puré) y descongelar el segundo. Los postres fáciles (yogur, fruta o helado).
Consejo anti-manchas: quitarles la camiseta o polo a la hora de comer... o unas camisetas viejas.
  • TAREA: dedicar al menos una hora al cuadernillo de vacaciones (1-2 hojas), pruebas de lectura, tablas de multiplicar, comprensión lectora (hacerle preguntas de lo que ha leído), un dibujo de la familia...
  • ENCARGOS: Pequeña tarea para hacer a los niños responsables. En función de la edad pueden ser: preparar la mesa, hacer la cama, bajar la basura, comprar el pan...
  • PISCINA: tener una cesta grande con todo lo necesario para la piscina (crema solar, manguitos, tabla, toallas, bañadores, chanclas...). Sobretodo pensando en no tener que hacer viajes inesperados.
  • TELE: Después de comer suele hacer mucho calor y la piscina está cerrada. Es el momento idóneo para poner una película mientras los pequeños de la casa hacen su siesta.
Los dibujos pueden ser en inglés. Me gustan: Peppa Pig y Caillou.
Ambos enseñan valores en familia, el día a día. Colores bonitos y nada estridentes.
¿Y porqué no dibujos de los de antes? Me gustan: Heidi (valores sencillos, asombro), Willy Fogg (la caballerosidad de él no tiene desperdicio), Tom & Jerry (música clásica y travesuras).

Desterrados completamente Dora la Exploradora y Bob Esponja. Por repetitivos en el caso de Dora, y por colarnos alguna idea fuera de lugar en el caso de Bob Esponja (numerosos estudios de universidades americanas y quejas me avalan)

Y tampoco soy muy fan de La patrulla canina. ¿Os habéis fijado en la rapidez a la que van los fotogramas?


  • PASEO: Ir a buscar un helado, ya vestidos de piscina, dispuestos a merendar y a pasar la calurosa tarde en remojo o al menos bajo el cobijo de una sombra.
  • LECTURA: Ya en la cama, contarles un cuento o darles uno para leer (a veces dejo que sea el mayor que lo lea a los pequeños).
  • REZOS: Cualquier oracion bonita, tipo: "Jesusito de mi vida"
Te transcribo un ejemplo de horario rutinario por si te sirve de guía:

HORARIO DE VERANO
8.30 Levantarse y desayunar. Meter en lavavajillas (encargado 1)
9.30 Hacer camas (todos) y vestirse de pisci. Jugar
11 Tareas de vacaciones (1-2 hojas, leer, fichas caseras, dibujo libre)
Dejar mesa y comida preparada (encargado 2)
12 Piscina
14 Subir a comer. Colgar toallas y bañador.
14.30 Comida con ropa seca y calzados. Recoger (encargado 3)
15 Descanso y siesta del pequeño
Leer, peli, juegos tranquilos
17 Despertar siesta. Recoger juguetes (todos) y meriendas
18 Piscina
20 Subir a casa. Colgar toallas y bañadores.
20.30 Ducha y pijamas. Dibus en inglés (mientras mama prepara cena)
21 Cenar todos juntos. Recoger (todos). Lavar dientes.
21.30 Cuento. Rezar. Apagar luces

Además te incluyo un posible menú para bajar a la piscina por si tu idea es pasar el día en remojo.
Prepara unos tuppers con:
- pollo rebozado en tiras
- tomate a rodajas aliñado
- melón o sandía a trozos pequeños

¡Espero te sirva!
Y tu, ¿como te organizas el verano?

8 comentarios:

  1. Muchas gracias por compartirlo.
    Estoy en una situación parecida y me has descomplicado bastante...

    ResponderEliminar
  2. Este horario me lo copio!! Eres una crack!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tere! La crack tú! Ya nos darás ideas de organización después de haber vivido en distintos países en pocos años. ¡Qué valientes!

      Eliminar
  3. Me ha encantado! Gracias por tus consejos, siempre tan útiles y prácticos!

    ResponderEliminar