Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

jueves, 11 de junio de 2015

No me gusta "mi suegra"

Y a ella tampoco le gusta.

No nos gusta nada a ninguna de las dos, porque socialmente se ha convertido en un término peyorativo. Ella prefiere que la llame "Avia", (abuela en catalan) o decir que es la madre de Jordi, o simplemente Roser.
Y debo confesar que a mí también me gusta más.

Hoy celebra su 70 cumpleaños y quiero dedicarle un post. Porque se lo merece y porque quiero que pase un poco de vergüenza (con todo el cariño del mundo).

Fuente: fotos familiares

Ha sido de las primeras personas en apoyarme en esta nueva aventura que emprendo, y eso siempre anima.

Es madre ejemplar de 11 hijos. A los que ha sacado adelante con una fortaleza admirable, después del fallecimiento de su marido.

Ha sido y es la madre de Jordi. Eso me lleva a darle las gracias.
Gracias por su sí a la vida y por haberlo traído al mundo.

Gracias por haberlo bautizado y no haber esperado a que se hiciera mayor, porque sabe lo que es realmente importante. Por haberlo educado en la fe y haber sabido escoger con su marido, Pepe, un buen colegio donde aprender a sumar y, también, a rezar.

Gracias por ser la abuela de mis hijos. Cuánta sabiduría y buenhacer transmite a los más pequeños, que simplemente la adoran. Y también a los mayores: sus recetas, sus trucos en el parchís y canasta, sus consejos...

Su jornada empieza bastante antes que la del resto de la familia. Ella se organiza y planifica, con la única intención de que estemos a gusto en su casa. Cuánto se aprende a su lado; como a no desaprovechar el tiempo, en el que cabe trabajo y descanso.

Cocinera espectacular; da lo mismo cocinar para 10 que para 20. En su casa siempre cabe un plato más.
De tiempos de cocción no le preguntes, porque sabe cuando la carne ya se puede sacar de la sartén o que al arroz le faltan unos minutos. Si le pides una receta y la intentas hacer, lo normal es que no te quede tan buena como a ella. Le pone el ingrediente estrella: el cariño.

Gran amante de la jardinería. Tiene un jardín que cuida con esmero para que esté precioso especialmente los días de veraneo que pasamos todos con ella.

Fuente: fotos familiares

"El saber no ocupa lugar". Ése podría ser su lema. Y se lanzó a aprender pintura y no se le da nada mal. Tambien ha montado a caballo y en quad. Así quiero ser de mayor, seguir con aficiones e ilusión por la vida.

Gracias a personas como ella (como muchas otras han hecho con motivo de la dura crisis económica que azota a España), muchos matrimonios salimos al paso en momentos de dificultad.

Ahora que se acerca el verano sé que dirá esa frase de "¿tan pronto os vais?", cuando nos toca volver a Madrid. Le duele que la dejemos. Le encanta la compañía aunque eso suponga vivir todos un poco más apretados.

Por todo ello, y muchas cosas más, se merece pasar un día estupendo celebrando su 70 cumpleaños.

Moltes felicitats, Roser!

2 comentarios: