Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

lunes, 23 de marzo de 2015

España, líder por dos

Por 23º año consecutivo, España sigue al frente como líder mundial en donación de órganos. Así se publicaba en la prensa el pasado septiembre (Noticia)

Es un dato sorprendente, teniendo en cuenta que la donación de órganos está considerada, en todo el mundo, como el máximo acto de altruísmo y bondad que pueda realizar un ser humano con respecto a otro.

El donante pasa a formar parte de un registro internacional y adquiere un compromiso de por vida.
Puede que ahora no haya un paciente compatible, pero éste puede surgir dentro de varios años. (Con todo, los médicos aseguran que se vuelve a preguntar al donante si está dispuesto, pudiéndose retractar llegado el caso).


Mapa gráfico que muestra el porcentaje de divorcio de los diferentes países a nivel mundial (Fuente: El Periódico)

Y sin embargo, otro dato en el que no salimos tan bien parados. Durante el último trimestre de 2014, España registró el mayor aumento en número de divorcios en toda la Unión Europea. Cuenta con uno de los porcentajes de divorcios más altos del mundo.

¡Incongruente!, ¿no os parece?.

Somos capaces de donar nuestros órganos a personas que tan siquiera conocemos (ni conoceremos jamás si estamos ya en el otro barrio) y sin embargo no somos altruistas cuando se trata de donar nuestro ser, nuestra persona, a alguien del que un día nos enamoramos.

Fuente: El Mundo, seccion salud (Corazon humano recien extraido)

Pero centrémonos en lo positivo:
- Somos buena gente
- Somos generosos
- Somos solidarios

Las estadísticas lo confirman, ¿no?

Tal vez se podrían aplicar estas virtudes también con los más allegados: en este caso, con nuestro marido, nuestra mujer. (También con las personas de nuestro alrededor).

El mayor inconveniente al alcance de la mano es el divorcio exprés; o el mayor error en materia de familia. Es la destrucción rápida y en caliente del proyecto de dos y más.

Los problemas, que los hay, no nacen de la noche a la mañana.
Existen algunos que dependen de nuestra falta de lucha (por el paso del tiempo): infidelidades, desamor, cansancio, rutina...
Hay otros que son contrariedades externas (y que por tanto no dependen de nosotros): un revés económico, un despido, una enfermedad...

Debemos ser más conscientes de que la vida matrimonial va a venir con alegrías y dificultades.

Esas preguntas que se nos hacen delante del sacerdote y cientos de invitados no son baladí. Es muy sencillo amar cuando todo va bien. Lo difícil es amar a pesar de los problemas. Es ahí cuando la palabra amor cobra sentido: "Te quiero a pesar de.." 

Tal vez una posible prevención frente a tantos matrimonios rotos sea la apuesta, como dice el Papa Francisco, por cursos de preparación al matrimonio más duraderos (y añado yo: realistas).

Desarrollaré este tema en próximos posts.

Siempre es mejor PREVENIR, que CURAR.

2 comentarios:

  1. Cuanya razón!! Yo animo a hacer un curso prematrimonial largo. Nosotros hicimos uno de varios meses y fue maravilloso. Hablamos mucho de todos los temas habidos y por haber, descubres cosas, aprendes y sobretodo compartes con tu futuro marido/mujer!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montse!
      Sí, como tu bien dices, algo más largos y sobretodo que provoquen la comunicación de los novios.
      Hablar hablar y hablar para saber y conocer con quién se casa uno PARA TODA LA VIDA!;)

      Eliminar