Amar no es mirarse el uno al otro sino mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Sant Exupéry (autor de El Principito)

lunes, 2 de febrero de 2015

De Hollywood, pero agradecido a los valores que le inculcaron de pequeño

Fue durante la entrega de los Globos de Oro este pasado domingo.

Keaton fue galardonado por su interpretación en Birdman (o La inesperada virtud de la ignorancia", del director mexicano Alejandro González Iñárritu.

Fuente: news.nationalpost.com

La parte final de las palabras de agradecimiento son toda una proclamación de las virtudes clásicas que se aprenden en una familia católica y numerosa, como fue la suya, en la que crecieron siete hermanos.

Aquí tenéis el enlace por si queréis ver el vídeo completo.

(traducción obtenida de la web www.religionenlibertad. com)

«En el hogar donde crecí, las cosas eran muy sencillas: trabaja duro, no te escaquees, aprecia lo que tienes, sé agradecido, sé respetuoso... y, también, nunca lloriquees, ¡nunca!, nunca te quejes y ¡por el amor de Dios! conserva siempre el sentido del humor. Mi nombre es Michael John Douglas, soy de Forest Grove, Pennsylvania. Soy uno de los siete hijos de George y Leona Douglas. Y no recuerdo una época en la que mi padre no tuviese dos trabajos. O en la que mi madre no estuviese rezando el rosario o yendo a misa o desviviéndose por cuidar a siete hijos en una humilde granja mientras era voluntaria en el Hospital del Valle de Ohio... ¡donde yo nací en el recibidor! Tengo seis hermanos y hermanas maravillosos. Tengo algunos amigos enormemente cariñosos y generosos en todo el mundo. Mi mejor amigo es amable, inteligente, divertido, brillante, considerado, amable... ¿ya dije amable? Y también resulta que es mi hijo, Sean. Te quiero con todo mi corazón, hijo. Esto va por todas esas personas. Os lo agradezco, de verdad, desde el fondo de mi corazón. No tenéis idea de lo que esto significa para mí. Vengo del lugar que vengo, y estoy orgulloso de todos mis amigos y mi familia. Gracias, muchas gracias. Estoy enormemente agradecido». 

Y es que lo que se vive en casa, en el hogar, es lo que deja huella.

Me encanta que quien haga este discurso no sea un hombre corriente, sino un actor de Hollywood... un lugar en el que no debe ser fácil remar a contracorriente. Y aplaudo su valentía por no esconder sus raíces por miedo a lo que puedan pensar el resto de compañeros de profesión (que por cierto lo miran embelesados).

Esos valores que inculquemos desde pequeños a nuestros hijos, esas buenas maneras para que sean educados influirá enormemente en cómo sean de mayores.

Y si lo han vivido en casa, será más fácil sin duda.

Mickeal Keaton: ¡gracias por tu testimonio y enhorabuena por el premio!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario